Guardia Civil investiga los chats con contenido ‘porno’ que agregan a menores en Galicia

Los agentes tratan de esclarecer su autoría y saber si detrás de ellos hay adultos

Un adolescente con ‘tablet’ y teléfono móvil.  | // EDUARDO PARRA

Un adolescente con ‘tablet’ y teléfono móvil. | // EDUARDO PARRA / Susana López Carbia/Belén Teiga

Susana López Carbia/Belén Teiga

La Guardia Civil ha abierto una investigación sobre los chats de WhatsApp con contenidos pornográficos y violentos a los que fueron agregados sin su consentimiento decenas de estudiantes de Secundaria de O Milladoiro, en el concello coruñés de Ames. Fuentes de la Benemérita confirmaron que se está tratando de localizar estos grupos de mensajería para intentar esclarecer su autoría y determinar si detrás de ellos hay personas adultas o son chats que han sido puestos en marcha por otros menores.

Los agentes apelan a la colaboración ciudadana para poder esclarecer este asunto, que ha generado una enorme preocupación en la localidad. Cualquier persona que tenga conocimiento de la existencia de estos grupos puede ponerse en contacto con el Instituto Armado. Desde la Benemérita señalan que se respetará el anonimato de los menores.

“A ver si llegamos a los 500” y “A ver si llegamos a los 1.000” eran los nombres de los chats a los que fueron agregados los menores, estudiantes del IES do Milladoiro, hace apenas unos días. Muchos de los niños, tal y como relataron dos madres, salieron de estos grupos una vez vieron el contenido que se difundía en ellos. Con todo, a algunos de los menores les dio tiempo a ver que ellos no eran los únicos participantes añadidos, sino que también estaban muchos de sus compañeros de instituto, de primero y segundo de la ESO, aunque en ningún caso se han presentado denuncias ante la Guardia Civil. Asimismo, los estudiantes relataron a sus madres que en esos grupos también había adolescentes que residían en otras comunidades.

Por su parte, tanto el propio centro educativo como el ANPA del mismo, Anpamilla, aseguran que desconocían que se hubiera dado esta situación entre los menores. La dirección del instituto envío en el día de ayer una nota a la comunidad educativa en la que explica que en el centro “no hay constancia” de estos sucesos y rechazan “contundentemente” la propagación de contenidos pornográficos o violentos, ya que suponen “la vulneración de los derechos y del bienestar de nuestro alumnado”.

En ese sentido, el IES do Milladoiro remarca que el conjunto del profesorado y la comunidad educativa trabajan para “erradicar estos contenidos”, así como para educar en un buen uso de las tecnologías de la comunicación. Además, recuerdan que el uso de los dispositivos móviles está prohibido en toda la jornada escolar.

En otras comunidades

Este no es el primer caso de menores agregados a grupos de WhatsApp con contenidos violentos y pornográficos que se da en España, aunque sí el primero del que se tiene conocimiento en la comunidad gallega. La alerta saltó a comienzos de este curso, cuando ya en el mes de septiembre estudiantes cántabros fueron agregados a este tipo de chats.

Apenas un mes después, los casos comenzaron a darse también en Cataluña y hace unos días ocurrió lo mismo en otras dos autonomías: Euskadi y Madrid. Estos dos últimos casos son en los únicos en los que, por el momento, constan denuncias, después de que algunos padres acudieran a la Policía, que ya investiga estos chats, con nombres como “Meter gente hasta hacerse famoso”, con el propósito de localizar a los creadores de los mismos.

Entre las medidas de precaución que deben adoptar los padres, fuentes policiales recomiendan controlar las facturas, por si aparece algún gasto que pueda ser sospechoso. También aconsejan estar especialmente atentos a los juegos en línea, en los que los menores están en muchas ocasiones en contacto con personas que no conocen.