28 de mayo de 2020
28.05.2020
La Opinión de A Coruña
Maltrato animal

Piden cárcel a un joven en Sevilla por quemar a una gata y rociarle los ojos con colonia

La Fiscalía reclama además que indemnice con 2.079 euros a la dueña del felino tras casi matarlo

28.05.2020 | 10:49
Piden cárcel a un joven en Sevilla por quemar a una gata y rociarle los ojos con colonia

La Fiscalía de Sevilla reclama un año de prisión para un joven de Peñaflor de casi 24 años acusado de haber golpeado a una gata de apenas dos meses de vida a la que además habría "rociado los ojos con colonia" y el cuerpo con aceite lubricante, prendiéndole después fuego y ocasionándole lesiones por las cuales corrió "peligro" de muerte. Igualmente, solicita que indemnice con 2.079 euros a la dueña de la gata.

En su escrito de acusación, fechado el pasado 28 de febrero y recogido por Europa Press, la Fiscalía detalla que la noche del 21 de julio de 2015, el acusado, que entonces contaba 19 años de edad, se encontraba junto a otras personas entre las que figuraban dos menores de edad en una cochera de la calle Goya de Peñaflor, cuando se percató de la presencia en la calle de una gata de unos dos meses de edad propiedad de una vecina.

El joven, según el escrito de acusación de la Fiscalía, cogió a la gata y la introdujo en la cochera, donde habría "propinado varios tortazos" al animal, para a continuación "rociarle los ojos con colonia, pulverizar su cuerpo con aceite lubricante y prenderle fuego con un mechero", todo ello "con una clara intención de causar daños al animal".

Cuando la gata fue posteriormente tratada por un veterinario, "presentaba toda la cabeza quemada con herida abierta en la parte frontal del cráneo, dolor, vibrisas faciales quemadas, babeo constante, heridas abiertas en las extremidades anteriores, almohadillas quemadas y herida abierta en la escápula derecha", precisando la cura de todas estas heridas, antibióticos durante 15 días, antiinflamatorios y calmantes, así como crema para las quemaduras durante un mes, perdiendo parte de las orejas y corriendo peligro su vida", según detalla el Ministerio público.

Frente a tales hechos, la Fiscalía achaca al joven acusado un delito contra la protección de la flora, fauna y animales domésticos, reclamando que se le imponga un año de prisión y tres años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión u oficio relacionado con los animales, así como la prohibición de tener animales también durante tres años.

Además, el Ministerio Público le reclama que indemnice con mil euros a la dueña de la gata por las lesiones y secuelas de la misma, con otros mil euros por los daños morales a su persona y en 79 euros por los gastos de tratamiento veterinario y medicación del animal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook