Pablo Pantaleoni Uno de los '30 menores de 30' de la sanidad mundial según 'Forbes'

"El principal problema en España es que no nos lo creemos"

13.06.2016 | 01:32
Pantaleoni, durante una conferencia recientemente impartida.

Pablo Pantaleoni (Barcelona, 1988) ha sido seleccionado por la revista Forbes como uno de los 30 menores de 30 a escala mundial en el campo de la salud. Se reconoce así el impacto de su startup médica Medtep, que guía a los pacientes durante el tratamiento.

-Para que se haga cargo del tipo de entrevista: ¿Cuántas veces ha fracasado?

-Fracaso muchísimas veces cada día, forma parte del aprendizaje. En mi actual proyecto, el error fue no pensar en grande antes, no haber corrido más. Teníamos un producto muy competitivo, y tardamos en internacionalizarnos.

-¿Habla solo de su caso o cabe una generalización?

-El principal problema de España es que no nos lo creemos suficientemente.

-¿Forbes es el Óscar?

-No sé si equipararlo al Óscar. A ver, es un gran reconocimiento y un honor, pero sobre todo una responsabilidad. El premio es para el equipo de Medtep y para todos los emprendedores españoles.

-Está en una lista con Stephen Curry.

-Es gracias a que el concepto de la lista destaca a los jóvenes del mundo, pero Curry está en otra dimensión.

-¿Usted quiere que la sanidad sea un taller de reparaciones?

-Creo en todo lo contrario. Hemos de conocernos a nosotros mismos y aprender de nuestros hábitos, para ir al mecánico solo cuando sea necesario.

-¿La burbuja tecnológica es más peligrosa que la inmobiliaria?

-Esto de la burbuja es muy subjetivo. La tecnología no es estática, y todavía tiene mucho recorrido. En salud digital, estamos prácticamente empezando.

-¿Vivir en Cataluña es una ventaja?

-Cataluña tiene un ecosistema emprendedor muy rico. Hay inversores y apoyo institucional. El problema surge cuando tienes que escalar. Sin embargo, la comunidad que lidera en emprendedores es Baleares, con nueve de cada cien.

-¿Cuántas veces le han reprochado que usted no es médico?

-Me gusta la pregunta. Me lo reprochaban al empezar, pero uno de los mayores reconocimientos personales se produce cuando hablo con un médico y me pregunta de qué especialidad soy. El empresario ha de aprender y adaptarse con rapidez.

-¿Está llamando a las puertas del Sistema Nacional de Salud?

-Estamos en conversaciones, porque hay sinergias entre las dos instituciones. Desde luego este procedimiento se implantará en el futuro, sea nuestra solución u otra, porque el sistema actual es insostenible.

-¿En qué lo abaratan ustedes?

-No sustituimos las visitas, pero hacemos que sean médicas y no administrativas. Gracias a nuestro sistema solo se producen las que tienen justificación. El correcto seguimiento del paciente ahorra en procesos.

-Los médicos no siempre quieren compartir el tratamiento con el paciente.

-El médico no comparte nada. Hablamos de la salud del paciente, por lo que él realiza el seguimiento y decide con qué médico y durante cuánto tiempo.

-Si aplica Medtep a los sanos, todos controlados.

-Medtep se centra en enfermos crónicos, pero otras variantes se centran en la prevención. Por ejemplo, cada día hay más obesos, lo cual repercute en hipertensión y diabetes. Cuanto mejor nos corrijamos, mejoramos nosotros y el sistema.

-¿Qué diferencia hay entre una startup y una empresa de ladrillos?

-El concepto de startup se asocia generalmente con la tecnología, que te permite escalar mucho más rápido. Los ladrillos, no. En otro terreno, no hay prácticamente diferencias.

-Se hizo empresario antes de cumplir los veinte.

-Tenía 19 años cuando me hice bróker de servicios de alojamiento, prácticas en empresas y cursos de español para estudiantes de toda Europa que se desplazaban a Barcelona.

-¿Es duro mendigar dinero a los inversores?

-No. Si eres transparente con el inversor, tienes un producto competitivo y un buen equipo, no has de mendigar. Has de ser muy honesto, explicar dónde estás, para qué necesitas el dinero y adónde quieres llegar.

-¿Ahora que el dinero es gratis ha perdido la cobardía?

-Eso es muy relativo, el dinero siempre cuesta conseguirlo y hay que mantener el foco claro en aportar valor a la inversión.

-¿Utiliza airbnb y Uber?

-Uber, sí, mucho, porque vivo en San Francisco. Solo recurrí una vez a airbnb, porque normalmente no viajo por ocio.

-Da conferencias a ejecutivos que le doblan la edad.

-Algunos me sacan unos años, otros más. Los admiro profundamente y aprendo de ellos. Que tengan la humildad de escucharme, dice mucho de su calidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine