Irene Milleiro Directora para Europa de 'Change.org'

"Si hemos ayudado un poco a vencer el miedo a rebelarse contra la injusticia, ya estoy orgullosa"

"Trabajamos en la petición de una madre de Vigo cuya hija acaba de quedarse ciega y pide al alcalde que los semáforos y pasos de cebra sean accesibles para invidentes"

28.06.2017 | 02:10
Irene Milleiro.

De pequeña era la "abogada de las causas perdidas", para desesperación de sus padres. Ya en el instituto dio signos de protesta en casos de injusticias y luego, esta Robin Hood de la era digital abanderó una propuesta para reducir la cantidad de comida desechada en el colegio mayor. "He tenido la suerte de poder dedicar a eso mi vida: echar una mano a los demás y conseguir, si se puede, que el mundo sea un poquito más justo", resume Irene Milleiro desde Madrid. La directora para Europa de Change.org acaba de ser distinguida entre las 100 mujeres más influyentes en España.

-Ha sido una revolución democratizar las iniciativas populares. ¿Cómo se siente como partícipe?

-Para mí al principio fue una apuesta. Cuando entre en Change.org hace seis años no sabíamos si iba a funcionar. Estábamos convencidos de crear una herramienta fácil para que cualquier persona pudiera lanzar su propia iniciativa social. En el pasado, solo las grandes ONG podían unir a tanta gente. Mirando hacia atrás, ha valido, la pena. Si hemos podido ayudar un poquito a que la gente en España no tenga miedo de rebelarse contra algo que les parece injusto, o que creen que hay que cambiar, me siento orgullosa.

-Gente como Beatriz Figueroa, que pelea en Galicia por mejorar las prestaciones sociales de los enfermos oncológicos. Su caso quedó paralizado en el Congreso, a pesar de la apabullante recogida de firmas.

-Yo creo que en el caso de Beatriz Figueroa aún hay que esperar. En las peticiones que incluyen cambios legislativos, el proceso es un poco lento. Todo lo que ha conseguido con su testimonio en el Congreso y a otras autoridades en nombre de los enfermos oncológicos, ya tiene su efecto. Beatriz sigue con ánimo y yo creo que puede llegar a conseguir lo que quiere.

-¿Trabajan ahora en alguna otra petición de Galicia ahora mismo?

-Justo estos días estamos trabajando con la petición de una madre de Vigo, Olalla Freiría, cuya hija Xabela de siete años acaba de quedarse ciega tras someterse a una operación cerebral, y pide al alcalde que todos los semáforos y pasos de cebra sean accesibles para invidentes.

-Desde que trabaja poniendo un altavoz a peticiones populares, ¿de qué logro está más orgullosa?

-La verdad es que todas las peticiones tienen algo de especial para mí, pero si tuviera que recordar alguna... Tengo muy grabada en la memoria la primera conversación que mantuve con Isabel de la Fuente, madre de una de las chicas que murió en el Madrid Arena. Nos llamó y dijo: "Quiero que la muerte de mi hija no sea en vano, quiero hacer una petición para que no vuelva a haber una tragedia como esta". Creo que fue 20 días después de la fatídica fiesta y esa fue una de las campañas que me marcó mucho. Hay muchísimas. Lo más bonito de mi trabajo es que hay gente que empieza una campaña en Change.org cuando cree que ya no le quedan otras vías, de una forma un poco desesperada, y de repente se da cuenta de que hay gente que firma, que la apoya, que le envía mensajes de ánimo... De una manera muy bonita consigue a veces llegar hasta el final y cambiar lo que llevaba intentando muchos años. Y ser parte de eso es muy bonito.

-¿Solo hace falta una persona para iniciar el cambio?

-Hacen falta miles de personas que se unan y se va generando un movimiento más grande, pero es verdad que la semilla es una persona que decide iniciar una petición.

-¿Con qué criterio eligen las campañas que apoyan?

-Estamos en 1.500 peticiones al mes en España: la tendencia se mantiene. Todas las campañas, en el momento en el que se crea la petición, están automáticamente disponibles en la web para que cualquiera pueda firmar. No hay ningún filtro. Lo que hacemos con el equipo de cada país, es ayudar a las que más relevancia social puedan tener y ofrecer una especie de consultoría gratuita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine