Carlos Núñez Músico

"La gaita es como la guitarra eléctrica de la Edad Media"

"He aprendido de los arqueólogos que la música es de larga duración, es la idea de continuidad del pasado"

08.12.2017 | 00:51
El músico Carlos Núñez.

Cuando toca la gaita se considera como un rockero americano que con su guitarra Fender stratocaster toca algo actual. Los espectáculos de Carlos Núñez (Vigo, 1971) recorren el pentagrama desde los sonidos antiguos hasta la música más contemporánea, pasando por la Edad Media.

-Hay músicos sorprendentes colaborando en sus conciertos?

-El año pasado buscamos a jóvenes músicos de toda España y ahora seguimos llevando gente joven muy interesante, como la acordeonista Itsaso Elizagoyen, de 20 años, una joven virtuosa, y también una nueva heroína en Irlanda del violín celta, del xiro, que se llama Kiana June Weber Hasta llevamos un especialista en instrumentos prehistóricos, Abraham Cupeiro, que nos muestra piezas celtas de hace 2.000 años.

-Todo un recorrido histórico.

-Sí, vamos a explorar sonidos de hace 2.000 años, también músicas medievales porque acabamos de hacer hace unas semanas un concierto en el Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago. Vamos a vivir con la gente un viaje en el tiempo. Vamos a mezclarlo con los sonidos de las dolçainas de la zona de Alacant y les vamos a dar un aire celta. Así que vamos a hacer músicas actuales, músicas celtas, de la Edad Media y explorar sonidos de hace 2.000 años. Llevo dos años trabajando con arqueólogos y musicólogos, y una de las cosas que he aprendido de los arqueólogos es que la música es de larga duración, es la idea de continuidad del pasado.

-En la catedral de Santiago utilizó junto a Jordi Savall réplicas de los instrumentos del Pórtico de la Gloria. ¿Cómo fue ese viaje en el tiempo?

-Ha sido una experiencia, mucho más que un concierto. Algo histórico, además con las voces que llevamos para explorar esos sonidos, desde Dulce Pontes a las pandereteiras de A Costa da Morte. Con lo que me quedo es con esa sensación de que la música celta es actual. Jordi viene de la música histórica y da el paso a la música celta, y yo al revés.

- ¿Cuáles son los padres de la gaita?

-Pues es un gran misterio, porque de la gaita, como los celtas, nos hablaron los romanos y los griegos. Los griegos del askaulos, los romanos de tibia utricularis. En cambio cuando cae el imperio romano se deja de hablar de la gaita y también de los celtas, hasta que de pronto en la Edad Media, por las razones que sean, se vuelve a dar a conocer la gaita y a verse por cantidad de iglesias.

-Hacer lo que usted hace, esa defensa de la música antigua, ¿es correr a contracorriente?

-Hoy te digo que la música celta ha estado siempre ahí, es una música histórica, que ha ido adaptándose a las modas. Soy como un rockero americano que hace la música de su tiempo, que con su guitarra Fender stratocaster toca algo actual. Para mí es igual. Toco un instrumento de la zona donde he nacido. La gaita es como la guitarra eléctrica de la Edad Media. De hecho, la gaitas que tenemos hoy fueron diseñadas a final de la Edad Media y fue un bombazo en su momento. Mi gaita llega a emitir 103 decibelios. En el último concierto que di en Suiza, telonero de AC/DC, el volumen máximo permitido era 100.

-Es que usted también introduce un punto de modernidad, de integración, porque actúa igual con Jordi Savall o Montserrat Caballé que al lado, como ha dicho, de AC/DC, o Bob Dylan, The Who y Lou Reed.

-Exactamente. Cuando tocamos en América con artistas de música indi, en California o Seattle, me dan envidia porque los artistas indies americanos alaban su raíces, quieren beber de las músicas tradicionales de su país. Si los músicos en España hiciesen eso sería precioso. Por eso creo que lo que hago puede ir a contracorriente pero es el camino correcto.

-También ha hecho cine. Como la banda sonora de Mar adentro con Amenábar.

-El cine es muy interesante porque es un lenguaje completamente diferente a las canciones o a la radio. El cine tiene su servidumbre porque está al servicio de la imagen, de la historia, pero al mismo tiempo te permite experimentación y abordar cosas que para músicas de disco o radio no sería posible. Yo estoy muy orgulloso de Mar adentro porque a veces la música de cine en directo se cae, pero creo que la de esta película tiene recorrido más allá.

-En EEUU le han llamado el Jimi Hendrix de la gaita.

-Pues me encanta porque es gente sin complejos. Lo que cuenta es que ponemos a todo el mundo junto. Les digo que no soy yo, es algo de mi país, les cuento que aquí tenemos el arte de la mezcla. Unos venden el glamour, otros la modernidad, otros el diseño, pues el valor que podemos vender nosotros es la capacidad innata que tenemos para la mezcla; aunque otros intenten mezclar no les sale como a nosotros. Eso es algo maravilloso. Nuestra música nos delata, habla de una gran historia de mezcla, de la sabiduría de sumar, de mezclar para crecer, de una continua reinvención, como las Cantigas, que tienen ecos de la música celta, ecos mediterráneos... La suma de todo eso es algo único y fantástico.

-Luego está su faceta solidaria, como en el caso del Prestige , y es embajador europeo del Medio Ambiente. ¿Qué puede hacer la música por el mundo?

-Puede hacer muchísimo. Cuántas veces me pregunto si en política podían imitarnos, de la misma forma que los músicos hacemos continuamente el esfuerzo por conectar, por abrirnos a otros géneros. ¿Te imaginas a un músico de jazz que dijese que no quiere tocar con otro porque hace música clásica o que el de clásica dice que no quiere tocar con el indie? Eso en la música no pasa. Si desde la política esa fuese la filosofía, el intentar aprender de los que no piensan como tú, porque también pueden tener razón en cosas, todo sería distinto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine