Dimitri Barua Portavoz de la Comisión Europea en España

"En los incendios de Galicia, la respuesta está en la prevención"

"En octubre Portugal activó el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea, pero los recursos no estaban disponibles. Esto no se puede repetir"

20.12.2017 | 00:50
Dimitri Barua.

La Unión Europea (UE) se prepara para luchar contra las catástrofes naturales. El objetivo es conseguir una respuesta más rápida y disponer de más medios en caso de necesidad. La Comisión Europea ha diseñado un sistema, el RescEU, una reserva de capacidades de protección civil como aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, equipos de búsqueda y rescate urbano, hospitales de campaña y equipos médicos de emergencia. El jefe de prensa de la Representación de la Comisión Europea en España, Dimitri Barua, explica los detalles de este protocolo que pretende mejorar la reacción ante inundaciones, incendios forestales, terremotos y epidemias. En 2017 fallecieron más de 200 personas como consecuencia de estas catástrofes y se destruyeron más de un millón de hectáreas de bosque.

- ¿Qué aportará el RescEU a los países de la Unión Europea?

-En el último año se activó 17 veces el Mecanismo de Protección Civil de la UE pero solo se pudo responder en 10 ocasiones. El pasado octubre Portugal activó el mecanismo por los incendios, pero los recursos no estaban disponibles. Había que evitar que esto se volviera a repetir. Hace falta dotarse de aviones pero también de hospitales de campaña. No se toma la iniciativa sobre los países. La Comisión Europea no será quien active el mecanismo si el Estado en cuestión no lo quiere. La intención es que la propia UE tenga una reserva si los recursos del país no están disponibles.

- ¿Dónde estaría esa reserva?

-Hablaríamos de material alquilado. Los medios aéreos y los equipos de bombeo estarán en distintos puntos de la UE. Esto se decidirá más adelante, pero la intención es poder disponer de ellos en cuestión de horas.

- ¿Qué falta para tener luz verde a este sistema de emergencia?

-Esto tiene un coste de 280 millones de euros de aquí a finales del año 2020. Por tanto, primero el Parlamento Europeo tiene que aprobarlo pero entendemos que hay una voluntad de todos los Estados de avanzar en esta dirección. El dinero no es el problema, entra dentro del marco presupuestario de este ejercicio. No pedimos más dinero, sino que se empleen mejor los recursos.

- ¿Este protocolo se podría haber aplicado en los incendios que llegaron a sitiar ciudades gallegas en octubre?

-Lo primero es que en el caso de los incendios en Galicia, el Gobierno español no activó el Mecanismo de Protección Civil, por tanto no pudimos responder. Pero en el caso de Portugal, que sí lo activó, nos dimos cuenta de que todas las aeronaves que pedían no estaban disponibles. La otra parte es que vivimos una sequía excepcional y que tenemos la capacidad de prevenir estos incendios. Hay que invertir más en prevención. Las zonas rurales boscosas tienen que disponer de protocolos de evacuación mucho más rigurosos. Entendemos que una gran parte de este trabajo en prevención tiene que venir de las autoridades nacionales y autonómicas, no pretenderemos sustituir su responsabilidad, pero les ayudaremos desde la próxima generación de fondos europeos. En el caso de Galicia tenemos que aprender que la respuesta está en la prevención.

- ¿Las pérdidas económicas para un país que sufre una catástrofe natural podrían superar el gasto en este protocolo europeo?

-Por eso es necesaria esta solidaridad, al final es una inversión. A largo plazo estamos ahorrando dinero. En el caso de Portugal las pérdidas se cifran, entre junio y septiembre, en 600 millones de euros. Es una parte sustancial de su renta nacional, un 0,34% menos de PIB para el país luso este año. A nivel europeo, en 2016 hubo pérdidas entorno a unos 10.000 millones de euros. Vamos a invertir una parte del presupuesto de la UE pero si esto resulta en una respuesta más rápida, estaremos ahorrando mucho más que dinero.

- El RescEU forma parte de las políticas de prevención como la Estrategia de la UE sobre Adaptación al Cambio Climático, ¿se trabaja más a fondo sobre este asunto?

-Hemos centrado mucho esta Estrategia en el ahorro energético, pero también hay una parte de gestión de recursos hídricos. Lo vemos ahora en España, tenemos directivas en este sentido que no se están aplicando con el rigor necesario. Es verdad que tenemos que prestar más atención a los efectos del cambio climático en los bosques, más allá de las palabras bonitas de los mecanismos en caso de incendio. Hay que centrarse en la prevención y utilizar mejor los fondos europeos para estas acciones. Es responsabilidad de todos. Y entendemos que también se pueden utilizar parte de los fondos de la PAC (fondos europeos agrarios) para ayudar en caso de incidentes, pero el mensaje es hacer un mejor uso de la financiación para prevenir que llegue a haber problemas.

- ¿Por qué cree que el mensaje de lo que se hace en la Unión Europea no llega a los ciudadanos?

-Hay que repetir el mensaje. Durante mucho tiempo la gente ha recibido informaciones negativas de la UE por cuestiones que tienen que ver con la crisis económica. Cuando la UE puede contribuir a la solidaridad directamente, a cosas que afectan a la vida de los ciudadanos, tenemos que contarlo mejor. España es el tercer país más beneficiado por los fondos regionales europeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine