El Concello justifica que la ilegalidad "parcial" del Conde de Fenosa evita su derribo total

El proyecto de obras que el Gobierno local coruñés enviará al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para legalizar el edificio destaca que el nuevo Plan General de Orenación Municipal de A Coruña modificó la situación del inmueble

27.10.2015 | 11:53
Parte superior de uno de los bloques del edificio Conde de Fenosa, con uno de los torreones cuyo derribo se propone.

El edificio Conde de Fenosa ya se encontraba fuera de ordenación cuando aún era la sede de la compañía eléctrica, pero su ilegalidad era tan solo parcial, según destaca el informe jurídico elaborado por el Concello para justificar que no se derribe el inmueble por completo. Esa argumentación señala que la normativa promovía la adaptación de este tipo de edificios a la legalidad y añade que las obras realizadas a partir de 1997 no superaron la mitad de la superficie edificada, como exigía el plan, mientras que el actual varió la situación legal del inmueble, al que considera posible legalizar con derribos parciales

El informe jurídico que acompaña al proyecto municipal de demolición parcial del edificio Conde de Fenosa justifica esta actuación en lugar del derribo total que exigía el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la base de que el inmueble se halla en situación de fuera de ordenación parcial, lo que a juicio del Concello hace posible legalizarlo mediante la retirada de las partes que no se ajustan a la normativa urbanística.

En el texto, que será enviado al tribunal para que determine si esta propuesta se ajusta a la sentencia, se hace mención además a que las obras realizadas en 1997 para reformar el edificio no superaron la mitad de la superficie edificable, de acuerdo con el plan general vigente entonces, y que pueden adaptarse al actual con derribos parciales.

El informe municipal recuerda que el 23 de julio de 2014 se acordó iniciar el procedimiento de reposición de la legalidad del inmueble y que el 29 de enero de este año el Tribunal Superior dio un plazo de seis meses al Concello para que aprobara el proyecto técnico de demolición, al tiempo que rechazaba las peticiones de ejecución de la sentencia presentadas por la comunidad de propietarios y el Ayuntamiento.

Fue entonces cuando el Gobierno local del Partido Popular decidió contratar al arquitecto Carlos Trabazo Molíns para la redacción del proyecto de derribo parcial, que el nuevo Ejecutivo municipal acaba de aprobar ahora.

En la argumentación jurídica que se expone en el proyecto se recuerda que la antigua sede de Fenosa ya se encontraba fuera de la ordenación urbanística con relación al plan general de 1985 cuando en 1997 se concedió licencia municipal para su conversión en un edificio de viviendas y locales comerciales.

Pese a que aquel plan no contenía una relación de edificios fuera de ordenación, el informe interpreta que sus normas "indican claramente la voluntad de mantenimiento de dichas edificaciones" y considera que "no es posible" que "lleven a que la situación de fuera de ordenación se incremente", sino a que las acciones que se realicen con ellas sean para su "adaptación en lo posible al diseño urbanístico querido por el planeamiento".

Fuera de ordenación

Al analizar las características del Conde de Fenosa con relación al plan general de 2013, el informe concluye que se encuentra en situación de "fuera de ordenación parcial", ya que para que fuera total debería estar construido sobre suelo para dotaciones públicas, urbano no consolidado o urbanizable sin una ordenación detallada, circunstancias que no se producen en el caso de este inmueble.

También recuerda el documento que el plan general autoriza las obras en los edificios fuera de ordenación cuando no superen el 50% de la superficie edificada y asegura que las que se llevaron a cabo con la licencia de 1997 no sobrepasaron ese porcentaje, ya que en el total del inmueble llegaron al 38%. Otro de los aspectos sobre los que el Concello fundamenta su propuesta es la imposibilidad legal de ejecución de la sentencia del Tribunal Superior de 2001 que obliga al derribo total del edificio, para lo que expone que el plan general de 2013 modifica su situación jurídica al cambiar las normas urbanísticas.

Sobre este asunto, el informe recuerda que el Supremo exige que para que se admita la inejecución legal debe demostrarse que la modificación de la normativa "no tiene la finalidad de convertir lo ilegal en legal". Para justificar el cumplimiento de esta exigencia, se destaca que la regulación aplicada por el plan general al Conde de Fenosa no es específica para el mismo, sino la que corresponde a todo el Ensanche, por lo que estima que cabe solicitar que no se ejecute la sentencia de derribo total.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine