El Superior tumba el plan del Concello para paliar el derribo de la antigua sede de Fenosa

El Gobierno municipal avanza que recurrirá el auto del Alto Tribunal gallego, que echaba abajo su incidente de inejecución y el proyecto arquitectónico para legalizar el inmueble sobre el plan de 2013

15.06.2016 | 06:33
Uno de los laterales de la antigua sede de Fenosa.

Se basa en el fallo del Supremo, que concluyó en marzo que legalizar el inmueble pasa por devolverle su estado original

La última sentencia del Tribunal Supremo, que reafirmaba en marzo que legalizar el edificio de la antigua sede de Fenosa pasaba por deshacer las obras realizadas por Fadesa en 1997, ha condenado a la última estrategia del Concello para intentar minimizar la orden de derribo que pesa sobre el inmueble desde 2001. Como consecuencia de este fallo, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de desestimar el plan municipal para legalizar el inmueble de Fernando Macías con arreglo al plan general de 2013. El Gobierno local avanza que recurrirá el auto y censura que el conflicto "deriva del tipo de gestión urbanística que presidió en épocas anteriores" el Palacio de María Pita

El último auto de la sala de lo Contencioso del Tribunal Superior tiene fecha del 9 de junio. La resolución desestima el incidente de inejecución presentado por el Concello a finales del año pasado. La hoja de ruta municipal pasaba por dos vías asociadas. En primer lugar, dicho incidente de inejecución, para que el Superior declarase legalmente imposible de cumplir la orden de devolver el inmueble al estado original. Y en segundo lugar, derivado del primero, un proyecto arquitectónico de demolición parcial "al amparo" del nuevo plan general aprobado en 2013.

El Tribunal Superior debía determinar entonces si existía imposibilidad legal de cumplir el fallo judicial de 2001 que ordenaba la demolición del edificio y, por tanto, si el inmueble quedaba legalizado de acuerdo con el plan general de 2013 tras la eliminación de los elementos no ajustados a ese documento. Estas obras afectarían a la mitad de las viviendas, costarían en torno a 2,1 millones de euros e incluirían el derribo de torreones y voladizos. Esta estrategia quedaba amparada por un par de autos previos del mismo Tribunal Superior de Xustiza.

Por el momento, el plan queda en papel mojado. Todo ha dado un volantazo, según el Alto Tribunal gallego, con la sentencia del Tribunal Supremo dictada en marzo. Esta anula precisamente aquellos dos autos que permitieron al Concello presentar el pasado otoño el proyecto arquitectónico de legalización acorde con el nuevo plan general y no con el ordenamiento en vigor cuando se hicieron las obras declaradas ilegales, en la era Vázquez [era 1997 y el plan general que las podría haber sostenido no se aprobaría hasta un año después].

"Ordena que la ejecución de la sentencia se realice de una forma muy concreta, lo que es incompatible con la declaración de que es inejecutable", acaba concluyendo en el auto de la pasada semana el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que recuerda que el Supremo ordenó que la ejecución de la sentencia se lleve a cabo "mediante la demolición de las obras de rehabilitación ejecutadas al amparo de la licencia municipal anulada" para que "el edificio en cuestión quede en la situación en la que se encontraba antes de otorgamiento" de este permiso de construcción, esto es, retomando la fisonomía previa a la rehabilitación.

El demandante había rechazado este plan de legalización, exigiendo el derribo total. Calificaba entonces de "faena de aliño" el proyecto municipal para legalizar el inmueble e interponía un nuevo recurso, el quinto, ante el Supremo, en el que estimaba que se estaba "tergiversando el orden legal porque no cabe ya ninguna legalización" posible.

Recurso del Concello

El Concello anunció ayer que recurrirá el auto del Tribunal Superior sobre el edificio de la antigua sede de Fenosa, con el objetivo de que la sala estime el incidente de inejecución de la sentencia promovido en diciembre para evitar el derribo del inmueble. "Creemos que en este momento procesal aún es posible plantear el incidente de inejecución", afirma el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, en un comunicado municipal, en el que habla de los dos autos del Superior que sustentaron el incidente y el proyecto arquitectónico para paliar el derribo. "Estos dos autos respaldaban las actuaciones del Gobierno local que culminaron con el acuerdo de legalización del edificio, que incluía la demolición de ciertos elementos del Conde de Fenosa", expone.

Varela argumenta que el reciente auto del Superior que recurrirán "no se ajusta" y "va más allá" de lo que dice la propia sentencia del Supremo, ya que, a entender del Gobierno local, esta no impide plantear el incidente de inejecución por imposibilidad legal. El responsable municipal recuerda que el conflicto tiene cerca de dos décadas y deriva "de la mala gestión urbanística que presidió el Concello en épocas pasadas" y destaca que ninguno de los sucesivos Gobiernos locales "fue capaz de darle una solución". Llama la "cautela" y dice que están buscando una vía que garantice "los derechos de la ciudad, la Administración local y los propietarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine