El verano en los muelles coruñeses

Acceso limitado en la Tall Ships Races

El Concello habilitará 3.000 plazas de aparcamiento en estacionamientos disuasorios desde el jueves hasta el domingo - La organización no permitirá más de 14.000 asistentes a la vez

09.08.2016 | 13:25
Buques participantes en la Tall Ships Races, atracados en el muelle, en 2012.

La regata The Tall Ships Races, que llega este fin de semana a A Coruña, contará en esta edición con una limitación de público de 14.000 personas en el recinto destinado a admirar los barcos que participan en el certamen. Por la seguridad de los asistentes, la organización no permitirá en ningún momento que se superen esas 14.000 personas marcadas como límite. Habrá un contador automático que regirá cuándo se pueden abrir y cerrar las puertas para no superar la cifra límite marcada. Los organizadores de la regata aconsejan "no dejarlo todo para el último día", que será el domingo 14, porque el público puede verse obligado a hacer colas.

La regata de grandes veleros recala este jueves en el puerto de A Coruña y cuenta con 32 embarcaciones, con más de 2.000 tripulantes, de los cuales más de la mitad tienen edades comprendidas entre los quince y los 25 años y proceden de una treintena de países, como Estonia, Rusia y Venezuela. Estos barcos han recorrido más de 2.000 millas náuticas y se han enfrentado a "fuertes vientos y nieblas" en su travesía, según explicó ayer uno de los organizadores, Paul Bishop.

El Concello alerta de que, para favorecer la movilidad en la ciudad y el acceso a la Marina, pondrá a disposición de vecinos y visitantes seis aparcamientos disuasorios, ubicados en la zona de O Birloque, en el Coliseum, en la calle José Vázquez Rozas, y en el Campus de Elviña y la calle Aurelio Aguirre Galarraga. Estos sumarán 3.000 estacionamientos a los que ya hay en la ciudad. El Gobierno local también pondrá un servicio de autobús lanzadera que unirá los aparcamientos disuasorios con el centro y funcionará desde las cuatro de la tarde hasta las doce de la noche. Se ampliará también el horario del autobús Búho para facilitar la vuelta a casa de los visitantes. Los organizadores explicaron ayer que habrá actividades desde el jueves hasta el domingo y que algunas de las embarcaciones podrán visitarse durante el tiempo que estén atracadas en los muelles coruñeses.

La programación cuenta con el concierto de Loquillo, el jueves, 11; el desfile de las tripulaciones, el viernes, a las 18.30 horas; la entrega de trofeos, a las 19.00 horas; la fiesta de los participantes en la regata y el concierto de Nouvelle Vague en María Pita.

El sábado, la jornada concluirá con la Batalla Naval, que este año no se podrá ver desde Riazor y el Orzán, como en ocasiones anteriores, sino desde O Parrote, y con la música de Carlos Baute. El domingo, a las 12.00 horas, los barcos partirán hacia otras costas.

Bishop recordó ayer, en la presentación de la regata, que es la decimoprimera vez que los grandes veleros recalan en A Coruña, lo que hace a la ciudad el puerto más visitado por la Tall Ships Races. De hecho, comentó que tiene la calificación de puerto amigable, por lo "especialmente bien" que se sienten los participantes cuando llegan a A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine