ExpoCoruña y Cámara de Comercio se reclaman deudas por un recinto ferial aún en números rojos

El ente empresarial rechaza pagar 101.000 euros de su aportación fundacional mientras Ifeco no le pague 50.000 por usar sus oficinas

24.06.2017 | 09:35
Expositores en ExpoCoruña durante la última feria de autónomos, en diciembre de 2016.

Los números rojos de la gestión del recinto ferial, con pérdidas anuales de unos 800.000 euros que llegaron a ser de 1,5 millones de euros en 2010, han obligado al patronato de ExpoCoruña a activar un plan de viabilidad que le saque de un déficit constante desde su apertura, en 2008. A esa crisis económica se sumó, en enero de 2013, un conflicto institucional: la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de A Coruña abandonaron la gestión del complejo molestos por su conversión en una fundación pública, un modelo que, a su juicio, "no dejaba margen de maniobra para una gestión eficiente de modelo empresarial". Ese enfrentamiento entre el eslabón privado del recinto ferial y los patronos públicos del complejo -Xunta, Diputación y Concello- incorpora un capítulo nuevo con las deudas que se reclaman la Cámara y ExpoCoruña.

El patronato del Instituto Ferial de A Coruña (Ifeco), del que solo toman parte activa las tres administraciones públicas, exige al ente cameral que pague los 101.994 euros pendientes de su aportación fundacional. Esta cantidad representa más de la mitad de los 180.000 que se comprometió a abonar la Cámara. Esta es la única aportación fundacional pendiente de desembolsar entre las instituciones que impulsaron la construcción del recinto ferial: Xunta, Diputación, Ayuntamiento, Confederación de Empresarios, Cámara de Comercio y la antigua Caixa Galicia.

Las tres administraciones públicos incluso se proponen acudir a los tribunales para reclamar el pago de esa aportación. En febrero, el patronato del recinto ferial aprobó por unanimidad solicitar presupuesto a una firma de servicios legales "para el eventual ejercicio de las acciones judiciales que resulten procedentes frente a la Cámara de Comercio, en reclamación de las aportaciones pendientes".

La entidad cameral reconoce esa deuda y asegura que dispone de "presupuesto autorizado y fondos suficientes" para hacerle frente, aunque advierte de que no lo hará hasta que Ifeco le abone el uso de sus oficinas durante cinco años. La Cámara no detalla a cuánto asciende su reclamación, pero las cuentas de Ifeco, que el patronato votará la próxima semana, la concretan en 49.973 euros. La entidad empresarial defiende que facturó a ExpoCoruña el uso de sus oficinas "a precio simbólico" y que los entonces gestores de Ifeco, "que no eran los actuales, ni abonaron dichos gastos ni han reconocido esa deuda hasta el momento". La Cámara, según fuentes de la entidad, suspendió los ingresos de cantidades "provisionalmente" hasta que "se clarifiquen y solventen estas diferencias". La Cámara se muestra "segura" de que la aprobación de las cuentas de Ifeco la próxima semana "zanjará todas las cuestiones pendientes".

Un repaso a las últimas sesiones del patronato del recinto ferial, a las que no asistieron ni la Cámara ni la Confederación de Empresarios ni Abanca, evidencia la gélida relación entre los patronos públicos y los privados. En la de diciembre, el director-gerente, Santiago García-Poveda, informó de que no había recibido respuesta "ni formal ni informal" de la Cámara al requerimiento de pago de la deuda que le había enviado dos meses antes. A consulta de los miembros asistentes, representantes de Xunta, Diputación y Ayuntamiento, la asesoría jurídica afirmó que "cabría la reclamación judicial" de la cantidad, que, a su juicio, no prescribirá hasta octubre de 2020.

La directora xeral de Comercio, Sol Vázquez, abogó entonces por buscar un "último intento de solución amistosa con la Cámara", sin renunciar a reclamarle su aportación. Dos meses después, en febrero, la alto cargo que representa a la Xunta en Ifeco comunicó al patronato que había mantenido "contactos" con el secretario general de la Cámara, Gonzalo Ortiz, con el objetivo de establecer una "reunión formal" en la que la entidad aclarase su postura sobre su participación en Ifeco. Sin respuesta por entonces de la Cámara, la directora xeral defendió que, "quizás", una demanda judicial por la deuda "podría servir de estímulo o impulso para retomar todos los asuntos pendientes" con la institución empresarial.

La entidad cameral remarca que "siempre ha ayudado y sigue ayudando a Ifeco, incluso con su centro de formación y abonando un canon todos los meses" y asegura que "continuará así en el futuro" y que "está al corriente y al día de todos los pagos". En cuanto al compromiso de aportación fundacional, indica que entregó "cantidades a cuenta según fueron necesarias en su momento" y que dejó de hacerlo cuando Ifeco no reconoció su reclamación de 50.000 euros por el uso de las oficinas de la Cámara de Comercio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine