Crimen en la calle Gerión

Detenido un hombre tras matar a su suegra en Monte Alto y fugarse con su hija de 21 meses

El hombre tenía dos billetes de avión, uno para él y otro para la pequeña - La hija de la fallecida se la encontró en el suelo, rodeada de sangre - La Guardia Civil rescató al bebé en un hostal de Fonteculler

22.08.2017 | 12:56
La fachada del edificio, donde se produjo el crimen, con un contenedor de obra delante.
Detenido un hombre tras matar a su suegra en Monte Alto y fugarse con su hija de 21 meses

Un hombre de 43 años fue detenido ayer por la Guardia Civil acusado de haber matado a la madre de su expareja y secuestrado a su hija, de 21 meses. Los agentes encontraron al presunto asesino a las seis de la madrugada en una pensión de Fonteculler. Fuentes cercanas a la investigación apuntan a que la niña estaba bien y a que el padre mostraba signos de haber consumido sustancias estupefacientes. En el hostal, el hombre tenía dos billetes de avión, para salir desde Alvedro con su pequeña. La hija de la víctima la encontró ya sin vida, pasadas las tres de la madrugada, tirada en el suelo de casa. Los investigadores creen que la muerte se pudo deber a una riña o a una disputa, ya que el cuerpo de la mujer carecía de heridas por armas, ni blanca ni de fuego

La Guardia Civil de A Coruña detuvo ayer, sobre las 06.00 horas, a un hombre de 43 años que, presuntamente, había matado a su exsuegra para llevarse a su hija pequeña, de tan solo 21 meses que, en el momento del arresto, estaba con él en la pensión Casa Julio, en Fonteculler (Culleredo). El hombre, que responde a las iniciales J.M.M.C., según comprobaron los agentes, tenía unos billetes de avión para huir desde el aeropuerto de Alvedro con la pequeña.

Fue la hija de la mujer la que, sobre las cuatro de la mañana, cuando regresó a casa, encontró el cadáver. Llamó entonces a la Policía Local para alertar de que su madre, M.A.A.G., no se movía y de que su pequeña no estaba en casa, tal y como ella esperaba. Al ver que la mujer no tenía constantes vitales y que había un charco de sangre bajo el cuerpo, los agentes del 092 pasaron el caso a la Policía Nacional.

Se inició entonces un operativo de búsqueda del hombre y de la menor, que culminó sobre las seis de la mañana, en la primera planta de un hostal de Culleredo, en la que la Guardia Civil liberó a la pequeña y detuvo al presunto asesino.

Fuentes cercanas a la investigación apuntan a que la intervención fue muy delicada, ya que apreciaron en el hombre signos de encontrarse bajo los efectos de sustancias estupefacientes, por lo que tuvieron que actuar de manera rápida.

La mujer asesinada, de 73 años, llevaba, según explicaron ayer sus vecinos, aproximadamente "un año" residiendo en el tercero centro del número 5 de la calle Gerión. En el piso vivía esta mujer de 73 años, con su hija y sus dos nietos, uno de "siete u ocho años", aproximadamente, que se encontraba en casa de una "amiga de su madre" durante el transcurso de los hechos, y la pequeña, de 21 meses, según relató ayer uno de los residentes en el inmueble. Los vecinos confirman que el presunto asesino no vivía en el edificio, aunque aseguran que lo conocían porque "alguna vez" habían tenido algún "altercado" -sin precisar de qué tipo- con él y apuntan a que actualmente la pareja estaba separada.

Los investigadores no encontraron heridas de arma -ni blanca ni de fuego- en el cadáver de la víctima, por lo que deducen que el hombre pudo dañar a la madre de su expareja durante el transcurso de una pelea para llevarse a la pequeña. La comitiva judicial se personó en la vivienda sobre las seis de la madrugada para proceder al levantamiento del cadáver de la mujer que, aparentemente, había sufrido una muerte violenta. Será la autopsia la que, finalmente, revele cuáles fueron las causas del fallecimiento de M.A.A.G.

El caso está siendo investigado por la Brigada de la Policía Judicial de la Policía Nacional y la instrucción del caso pasó al Juzgado número 6 que, ayer por la noche, ejercía las funciones de guardia. A pesar de ser detenido por la Guardia Civil -ya que los hechos se produjeron en Fonteculler-, el hombre fue puesto bajo custodia de la Policía Nacional. Las actuaciones se encuentran bajo secreto de sumario. Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) confirmaron ayer a este diario que el hombre no pasó ayer a disposición judicial, por lo que podría hacerlo durante el día de hoy o el de mañana. Este mediodía la plaza de María Pita acoge una concentración de repulsa por el crimen y está convocado un minuto de silencio en memoria de la víctima.

La Consellería de Política Social relató que no cuenta con ningún expediente abierto en materia de menores referente a esta familia y adelantó que la Administración se hará cargo de la tutela de la pequeña mientras se encuentre "en situación de desamparo". Los portavoces del Ejecutivo gallego no precisaron cuánto tiempo durará esta situación. La pequeña, según explicaron ayer fuentes cercanas a la investigación, se encontraba en buen estado de salud, cuando fue rescatada por los agentes de la Guardia Civil, en el hostal de Fonteculler.

Juan, que vive en el segundo piso centro el edificio, justo debajo de donde se produjeron los hechos, no estaba ayer en casa cuando supuestamente el hombre entró en la vivienda, mató a la madre de su expareja y le arrebató a su hija pequeña para llevársela hasta Culleredo. Este vecino contaba, ya por la mañana que, cuando llegó a casa, sobre las seis de la madrugada, se encontró con un amplio despliegue policial en la calle, "unas ocho patrullas", también una ambulancia y a la hija de la mujer ya en el portal.

Otro de los vecinos de la calle Gerión, que reside en el número 7, muy cerca de donde se produjo el crimen, explicó que, durante la tarde, había escuchado lo que parecía una discusión entre dos personas y que un hombre decía "algo así como: 'Déjame ver a mis hijos", aunque no podía asegurar que este episodio estuviese relacionado con los hechos que se conocieron pasadas las tres de la madrugada o si se trataba de otra trifulca en otra vivienda del inmueble de Monte Alto.

María, la presidenta de la comunidad, recordaba ayer a M.A.A.G., como una mujer "encantadora y pequeña" que siempre estaba "pendiente de su perrita y de sus nietos". Precisamente, la mascota de la fallecida sumó más dolor a los residentes en el inmueble, ya que el can se quedó solo durante toda la jornada, sin que los vecinos pudiesen hacer nada por ella. "Lleva llorando todo el día porque está encerrada y asustada", comentaba ayer la mujer, que se mostraba voluntaria, a cuidar de la mascota hasta que la hija de la fallecida pueda regresar a su casa. Los agentes del 091 precintaron la vivienda para investigar las causas del crimen, de modo que los vecinos no podían cruzar la puerta para no entorpecer el operativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine