El Concello instala 110 detectores de humo en las viviendas de vecinos vulnerables

Los dispositivos están conectados con el parque de Bomberos para que el 080 pueda acudir cuanto antes en caso de emergencia

04.10.2017 | 18:00
El Concello instala 110 detectores de humo en las viviendas de vecinos vulnerables
El Concello instala 110 detectores de humo en las viviendas de vecinos vulnerables

La Semana de la Prevención de Incendios llega a su edición número doce con el objetivo de que los vecinos sepan reaccionar en caso de que se declare un fuego e, incluso, que no se produzcan. Hay consejos básicos, como no fumar en la habitación, por el riesgo a quedarse dormido, o tener un detector de humos

El Concello instalará en viviendas de familias vulnerables a partir de hoy 110 detectores de humo que están conectados directamente con el parque de Bomberos, para que los efectivos antiincendios puedan recibir el aviso cuanto antes e intervenir en caso de que se produzca un fuego en uno de estos hogares.

Los beneficiarios de estos dispositivos son vecinos que tienen necesidades especiales que los hacen especialmente vulnerables, por ejemplo, personas con problemas de movilidad o mayores que viven solos. El alcalde, Xulio Ferreiro, adelantó ayer que uno de los vecinos que recibirá hoy este aparato será un bombero de A Coruña que ya se ha jubilado.

Es una de las iniciativas que se desarrollarán dentro del marco de las actividades de la Semana de la Prevención de Incendios, que tiene en la plaza de María Pita su sede principal. En este emplazamiento y hasta el domingo, los Bomberos repartirán 300 detectores de humo, sin conexión al parque de A Grela, de manera gratuita y hasta fin de existencias.

La selección de los hogares en los que se instalarán los detectores de humo conectados con Bomberos se realizó en colaboración con la concejalía de Xustiza Social, ya que algunos de los beneficiarios están en situación de vulnerabilidad social o son personas dependientes.

El coordinador de Seguridad Ciudadana, Carlos García Touriñán, explicó ayer que el uso de estos detectores de humo en hogares favorece que la intervención de los servicios de emergencias acudan antes al inmueble y que el fuego no se propague. Indicó, además, que desde que se realizan labores de prevención en la ciudad -hace más de una década- han disminuido los incendios en viviendas.

Touriñán indicó que, durante el día, se suelen producir más fuegos en cocinas pero que, por la noche, son las habitaciones las que ofrecen un mayor peligro por el consumo de cigarrillos, por lo que desaconseja fumar en cama y, en invierno, también por el uso de aparatos calefactores, como braseros o mantas eléctricas.

Durante el año pasado, el servicio municipal de Bomberos realizó 414 actividades diferentes de prevención durante 6.313 horas, entre ellas, charlas de formación destinadas a escolares -las impartieron en medio centenar de centros educativos y con la asistencia de más de 4.000 alumnos en 2016-, simulacros en empresas, cursos en comunidades de vecinos, además de los retenes de seguridad que despliegan durante actos con gran concentración de público, como los conciertos en la plaza de María Pita, en el Coliseum o en San Juan.

"Nuestro deseo es que los vecinos de A Coruña estén más formados a la hora de poder abordar determinadas emergencias. Conviene recordar que, durante el año pasado, los Bomberos rescataron a 32 personas", explicó Ferreiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine