Fútbol

Ramos condena al Madrid

Un fallo del central andaluz en la recta final facilita a Lewandowski marcar el único gol de un partido en el que el Bayern se mostró más rodado que los blancos

06.08.2015 | 00:48
Ramos, a la derecha, pugna con Lahm durante el partido de anoche en el Allianz Arena.

Benítez quitó hierro a la prueba ante el Bayern. No era el momento para avivar el debate en caso de que las cosas no saliesen bien. Con un Bale sometido a permanente discusión el entrenador del Madrid optó por dar descanso al galés. Para que no se notase demasiado dejó a otros jugadores indiscutibles en el banquillo con la coartada de que habían jugado el día anterior.

Pero si Benítez trató de proteger al británico de algún modo hubo un compañero suyo que lo puso en evidencia. Isco hizo más fútbol en todo el primer tiempo que Bale en los cuatro partidos anteriores jugando como enganche o mediapunta. Con dinamismo, claridad de ideas y su exquisito toque y control del balón, el malagueño fue el jugador más destacado de un Madrid que como equipo estuvo un punto por debajo de un Bayern más rodado y fue perdiendo gas a medida que avanzaba el partido.

La pena para los blancos fue que el juego de Isco no tuvo correspondencia en otros jugadores que no están aún al menos para grandes empresas, como Lucas Vázquez y Cherysev, mientras a Jesé no se le vio tan fino como el día anterior ante el Milán. Así que Kroos fue el mejor chutador de un Bayern que tuvo en Neuer a un portero de solvencia reconocida.

Hablando de porteros, no estuvo nada mal tampoco Keylor Navas, con varias intervenciones de mérito, aunque justo en la acción que supuso el único gol del partido el costarricense se pareció al Casillas de las últimas temporadas, al que se le ganaba la acción con facilidad en el área pequeña, si bien el gran culpable del tanto es Sergio Ramos que se comió un centro desde la banda para que la pelota llegase franca a Lewandowski.

El central no pasa por su mejor momento. Aparte del error en la jugada más decisiva del partido ya estuvo a punto antes de marcar en propia meta al desviar un disparo de un jugador alemán, pero la pelota, con Keylor Navas batido, se estrelló en un poste. Ramos además volvió a ser amonestado, como en el primer partido de este trofeo de Munich, por cometer otra falta flagrante cuando se vió totalmente superado por un rival. También es verdad que en una incorporación al ataque fue derribado por Boateng sin que el árbitro señalase el claro penalti. Y es que hay días en que a uno le sale todo mal. Después de este partido se confirma que Benítez tiene por el momentos dos puntos calientes a resolver. No sólo Bale sino también Ramos. Ambos tienen que mejorar mucho sus prestaciones para que haya correspondencia entre el rendimiento para el equipo y la consideración que cada uno tiene de sí mismo, sin duda muy elevada para lo que están ofreciendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine