Fútbol

De Múnich a Manchester

Pep Guardiola será el nuevo entrenador del City a partir de la próxima campaña - El entrenador catalán firmó por los 'citizens' por tres temporadas

02.02.2016 | 03:12
Guardiola, a pie de campo en un partido contra el City.

La vida de Pep Guardiola ha sido un periplo siempre en busca de nuevas experiencias futbolísticas, que lo han llevado a lo más alto, primero como jugador y, después, como entrenador, donde pasará de Múnich a Manchester.

Ya quedó claro que el final de esta temporada, cuando deje el Bayern, se abrirá una nueva etapa en ese periplo al frente del Manchester City, club que ha anunciado su acuerdo con Guardiola para tres temporadas, a partir del próximo 30 de junio.

Su fase final como jugador se puede definir casi que como un proceso de aprendizaje ante su siguiente carrera, la de técnico, en la que llegaría a ser considerado como el mejor del mundo ya en su primera estación que fue el club de sus amores, el Barcelona.

Guardiola asumió el primer equipo del Barcelona en junio de 2008, y su primera temporada y media la cerró con seis títulos de seis posibles; y, de paso, le propinó una goleada histórica al Madrid en el Santiago Bernabeu (2-6).

La leyenda Guardiola como técnico había nacido con un éxito que en el futuro sería difícil de superar, por no decir imposible. En el Barcelona estuvo cuatro años en los que siguió acumulando títulos. Así, en 2011 volvió a ganar la Liga de Campeones -que se le escapó en 2010 al caer en semifinales ante el Inter de José Mourinho- y el Mundial de Clubes.

En 2012, el Barcelona de Guardiola perdió la Liga con el Madrid. Además, se quedó en semifinales en la Champions ante el Chelsea. Guardiola pareció entender que era hora de irse y buscar otros horizontes. Después, Guardiola explicaría al periodista Martín Perarnau en un libro sobre su vida que la derrota ante el Chelsea había sido clave en su decisión: había llegado el momento en que no se sentía ya con fuerzas para defender el fútbol que el pregonaba antes unos jugadores que habían caído jugándolo cerca de la perfección.

En cuatro años en el Barcelona Guardiola sumó 14 títulos de 19 posibles; y, lo que para él acaso es más importante, representó una forma de jugar al fútbol sobre la que se habló de uno a otro extremo del planeta. Era, sin duda, el Barcelona de Leo Messi pero también el Barcelona de Guardiola.

Tras un año sabático,Guardiola asumió el Bayern Múnich, que acababa de ganar el triple con Jupp Heynckes y que, de paso, en semifinales de la Liga de Campeones había destrozado al Barcelona de Tito Vilanova con un 7-0 global.

El listón no podía ser más alto. Guardiola despertaba expectativas por lo que había hecho en el Barcelona y llegaba a un club que había ganado todo lo que se podía ganar con su antecesor.

Los directivos del Bayern trataron de reducir la presión diciendo que la única obligación era ganar la Bundesliga y recordaban que de las últimas cinco sólo habían ganado dos. Pero Guardiola se encargó de subir el listón diciendo que era consciente de que había llegado a un club en el que sólo valía el triple.

Su primer título con el Bayern fue la Supercopa de Europa, tras derrotar, en los penaltis, a un Chelsea al que acababa de volver Mourinho. La Supercopa alemana se le había escapado ante el Dortmund de Klopp.

En diciembre de 2013, ganó el Mundial de Clubes; y la temporada la cerró en 2014 con el doblete de Bundesliga y Copa de Alemania.

La Liga de Campeones terminó para el Bayern en semifinales, donde fue derrotado por el Madrid de Carlo Ancelotti -que será el sucesor de Guardiola en el Bayern-.

La segunda temporada en el Bayern, la cerró ganando la Bundesliga. En la Copa se quedó en semifinales, cayó ante el Dortmund en los penaltis, lo mismo que en una Liga de Campeones en la que fue eliminado por el Barcelona, que se impuso en el Camp Nou (3-0) y perdió en Múnich (3-2).

Las dos primeras temporadas estuvieron marcadas, en lo positivo, por una excelente primera mitad y, en lo negativo, por un bajón en la segunda, suscitado en parte por rachas de lesiones y que desembocaron, en ambas ocasiones, en la eliminación en semifinales de la Liga de Campeones.

Ahora le queda coronar su trabajo en Múnich -necesita la Liga de Campeones- y, luego tratar de convertirse el primer entrenador en acumular en su palmarés los títulos de la Liga, la Bundesliga y la Premier.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine