ENTREVISTA
Javier Gómez Noya Triatleta. Campeón del mundo y nuevo Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016 

"No me planteo renunciar a Río por el zika, los Juegos Olímpicos son muy importantes para mí"

El triatleta Javier Gómez Noya, campeón del mundo y nuevo Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016, charla con LA OPINIÓN tras conocer su galardón

09.06.2016 | 12:21
"No me planteo renunciar a Río por el zika, los Juegos Olímpicos son muy importantes para mí"

Javier Gómez Noya no variará un ápice su preparación para los Juegos Olímpicos de Río. Es un atleta metódico, comprometido con la planificación, fiel al compromiso diario, cuidadoso con los pormenores del entrenamiento. Así ha sido siempre. Su "contrato" con el éxito está basado en esta lealtad sin límites a la "sala de máquinas" del deportista. Ni siquiera aquellos inconvenientes médicos que le mantuvieron apartado del agua y de la carretera competitiva en sus inicios le alejaron de la idea en la que se ha sustentado su eclosión en la élite del deporte mundial para acceder, entre otras ocasiones, al cajón de los elegidos en los Juegos de Londres 2012 (plata); subir a lo más alto del podio en nada más y nada menos que cinco mundiales (Vancouver 2008, Budapest 2010, Londres 2013, Edmonton 2014 y Chicago 2015); en cuatro europeos (Copenhague 2007, Holten 2009, Eilat 2012 y Lisboa 2016) o lograr 14 oros en pruebas de la Copa del Mundo.

Este triatleta nacido en Basilea en 1983 por cuestiones laborales de sus padres, pero rescatado para las tierras ferrolanas a los tres meses de vida suma desde ayer un nuevo "título" a su dilatada carrera deportiva. Esta vez como reconocimiento a toda una trayectoria. Releva como Premio Princesa de Asturias de los Deportes a los hermanos Gasol, que el año pasado le "vencieron" por un solo voto de diferencia. Esta vez fue el triatleta el que se impuso a toda una legión de deportistas, los All Blacks neozelandeses, en el "combate" final. El jurado decidió 9 a 5 a favor del deportista gallego.

Recibió la comunicación en Lugo, donde prepara su cita olímpica de Río. Y allí seguirá para intentar dar otra vez en apenas dos meses un salto en el escalafón de la élite del deporte mundial. Desde su concentración en el norte de Galicia atendió a LA OPINIÓN poco después de abandonar la piscina en la que realizaba su entrenamiento matinal, la misma en la que se había enterado dos horas antes de que el galardón había recaído, esta vez sí, en su persona.

-Bueno, este año sí...

-Sí. Estaba a punto de tirarme a la piscina para iniciar la segunda sesión de entrenamiento del día cuando me lo confirmaron. Me llevé una alegría tremenda y también una sorpresa, porque ya no me lo esperaba después de varios años como finalista. Era algo a lo que no le daba demasiadas vueltas. Pero sí, cuando me dijeron que lo había ganado me sentí muy feliz. Y también muy agradecido de que se me valorase a mí y a mi deporte como merecedores de un premio tan importante. ¡Encantado!

-El nombre de Javier Gómez Noya se suma al de grandes figuras del deporte mundial que ya forman parte de la lista de este galardón...

-Estar entre las figuras y los grandes deportistas que lo han conseguido es, sin duda, un honor para mí. Esto hace que el premio aún tenga más valor, sobre todo para el deporte que represento, que quizás no es, o no era, tan mediático y tan conocido. Ahora, poco a poco el triatlón va dando que hablar. Este galardón es muy importante para todos nosotros.

-Es posible que no sea mediático el triatlón, pero sus cinco títulos mundiales, su plata olímpica o sus cuatro títulos continentales han hecho mucho ruido y han hecho grande a este deporte, al menos, aquí en Galicia?

-Sí, en Galicia se ha hecho grande, es cierto. Ya empezó Iván Raña con grandes resultados, fue el primer gallego en ser campeón del mundo de triatlón. Yo seguí sus pasos y esa línea. Es cierto que gracias a estos éxitos y al propio crecimiento de este deporte cada vez hay más practicantes, hay más clubes y más entrenadores que hacen que nuestra disciplina esté creciendo mucho en estas tierras.

-En su palmarés particular, el premio Princesa de Asturias ¿en qué nivel de la vitrina lo coloca?

-Uff. Va en un nivel aparte. Yo estoy acostumbrado a que los premios me los den justo después de una carrera (risas). Si ganas te dan la medalla, la de oro o la que sea; pero este es un premio que viene sin haber competido, de inmediato, y resulta un poco extraño. Es la valoración de un jurado... Evidentemente, cualquiera de los finalistas que estaban conmigo en la ronda final tienen mérito de sobra para haberlo ganado también. Entonces, no sé... este premio, desde luego, va a un compartimento aparte, en el de premios especiales.

-La reacción de los que le rodean ha sido de mucha emoción. Entre sus compañeros de profesión, en el deporte gallego en general, pero también entre la gente que no tiene nada que ver con el deporte y que le conoce...

-La verdad es que todavía no he podido hablar con mucha gente, porque ha sido todo muy rápido, he pasado la mañana entrenándome... Pero, sí, mis amigos, mi familia, gente que está acostumbrada a estar conmigo todos los días, los que están soportándome día sí y día también, mi entrenador... Se alegran todos muchísimo. El hecho de que un deportista gallego haya conseguido este premio por primera vez es muy importante.

-Su carrera deportiva no ha sido fácil, ni por las dificultades médicas de los inicios ni por la dureza del propio deporte, ¿soñó alguna vez con conseguir un reconocimiento parecido?

-No, porque son premios muy subjetivos. Dependen de un jurado y tan merecedor puedo ser yo como pueden ser muchos otros. Es difícil comparar deportistas de especialidades y deportes diferentes. No piensas, la verdad, demasiado en ellos. Aunque, desde luego, cuando te lo dan te genera una alegría tremenda. Por eso lo valoro mucho porque soy consciente de la importancia que tiene.

-Los deportistas de Galicia ya tienen un motivo más para mantener en Gómez Noya ese espejo en el que mirarse... ¿cómo se ve desde su prisma el presente y el futuro del deporte en la comunidad gallega?

-Estamos en un gran momento. Llevamos unos años haciéndolo muy bien en muchas y muy variadas disciplinas. Hay una gran cantera de deportistas y ojalá que desde las instituciones se siga manteniendo el apoyo, así como desde las empresas privadas con la esponsorización a atletas y a clubes. Eso es necesario para que podamos seguir creciendo.

-Con este premio se cierra un ciclo de alguna manera tras producirse en Asturias, precisamente, su debut ¿no?

- Sí (se ríe), mayor motivo de ilusión por este premio, ya que mi primer triatlón en 1998 fue en tierras asturianas, sí, en Castropol.

-Un buen broche a una etapa que, por otra parte, no concluye aquí. Aún le quedan muchas metas que cruzar?

-Ojalá que se puedan conseguir más títulos importantes porque para eso entreno y para eso trabajamos todos los días.

-Este galardón marcará, probablemente, un antes y un después en su carrera personal, pero los que le conocemos sabemos que este reconocimiento no le hará variar ni sus objetivos ni su trabajo para conseguir las nuevas metas en su carrera deportiva como la que ahora se avecina ¿Río, próxima estación?

-Sí, sí... Yo sigo centrado en lo mío, en las carreras y en los entrenamientos. Estamos en una época muy dura de trabajo, preparando los Juegos Olímpicos y este mismo fin de semana estaré en Leeds en una prueba de las Series Mundiales cogiendo ritmo. Eso es lo que tengo en mi mente y es en lo que gasto las energías. Agradecidísimo, por supuesto, a los premios, y más por ser un premio de estas características, pero nosotros lo que tenemos que hacer ahora es seguir adelante, seguir trabajando y seguir luchando por conseguir buenos resultados.

-¿Cómo se encuentra de cara a esta cita olímpica?

-Pues bien, cada vez mejor, la preparación está yendo bien; la victoria de hace un par de semanas en el Campeonato de Europa fue una buena prueba test y, aunque estoy lejos de mi mejor momento de forma, creo que la preparación va como tiene que ir a estas alturas. Quedan dos meses y medio duros de trabajo para afinar un poquito más y conseguir llegar en un buen momento a esa cita de Río.

-Ahora está entrenando en Lugo, ¿qué busca en las tierras altas gallegas?

-Sí, he venido para cambiar un poquito de aires y hacer parte de esa preparación para los Juegos y la verdad es que estamos muy a gusto.

-¿Cuándo se marcha para Brasil?

- Nos iremos cinco o seis días antes de que se dispute la prueba. Es suficiente, Río no es un sitio muy cómodo para entrenar, y creo que ese tiempo será suficiente para que podamos aclimatarnos y lograr hacer una buena carrera allí.

-¿Es Río diferente a otros lugares en los que ha competido y en los que ha firmado sus grandes páginas de oro y mejores actuaciones?

- En general he competido en todo tipo de lugares y con todo tipo de condiciones. De hecho, competí ya en Río en el mismo circuito de los Juegos en el mes de agosto y fue una prueba dura, una prueba con mucho calor, en un circuito muy exigente. Esta que viene se va a hacer una carrera no sé si de supervivencia pero sí desde luego muy dura. Hay que estar preparado para estas condiciones.

-Otros deportistas de élite como Pau Gasol, su predecesor junto a su hermano como galardonado en los Premios Princesa de Asturias, habían expresado su miedo al virus del zika en estos Juegos Olímpicos, ¿cuál es su postura al respecto?

-Bueno, mi opinión es fiarme de las autoridades. Evidentemente si nos dicen que podemos ir a los Juegos sin riesgo alguno yo les haré caso e iré. Para mí la de los Juegos es una carrera muy importante y no me planteo renunciar a esta carrera, salvo que lo desaconsejen las propias autoridades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine