ENTREVISTA

"La responsabilidad no me pesa pero el equipo son 11, todos igual de importantes"

El mediocentro coruñés Pedro Mosquera, llamado a ser un nuevo timonel del Dépor, en apenas un mes se ha ganado la confianza de Víctor y el cariño de la afición

27.08.2015 | 10:30
El coruñés Pedro Mosquera, ayer en las instalaciones de Abegondo.

Hacía tiempo, mucho, que la afición de Riazor no disfrutaba con cambios de orientación tan largos y precisos como los que Pedro Mosquera repartió el pasado sábado frente a la Real Sociedad. El golpeo es una de las virtudes del coruñés, llamado a convertirse en el nuevo timonel del Deportivo. Apenas lleva un mes en el club, suficiente para haberse ganado la confianza de Víctor Sánchez y el cariño de los seguidores, que valoran su plena identificación con la camiseta blanquiazul: "Siempre he defendido al máximo a cualquier equipo en el que he estado, pero que sea el de tu ciudad te da un plus".

-Viéndolo en el campo, parece que lleva toda la vida en el Deportivo y, sin embargo, es un recién llegado?

-Al final todos los jugadores que hay en la plantilla son de mucha calidad y es fácil asociarse con ellos. Yo siempre soy un futbolista que quiere balón y siempre intento que el equipo tenga la posesión, independientemente del rival que sea. El otro día, para ser la primera jornada, creo que hicimos un partido bastante bueno.

-¿Se sintió a gusto?

-Sí. Quizá nos faltan algunos mecanismos de ataque, a lo mejor asociarnos un poco más en todas las líneas para hacer más daño arriba, pero sí que me sentí muy a gusto, porque el míster me puso en mi posición, que es donde más me gusta jugar, y siempre que juego ahí estoy muy a gusto.

-Inicia las transiciones ofensivas pero también merodea el área contraria, ¿qué es lo que le pide Víctor?

-El otro día jugué como mediocentro un poco más defensivo, pero sí que es verdad que llegué dos o tres veces al área rival para acabar la jugada. Siempre que puedo intento llegar arriba, pero siempre sabiendo que soy el mediocentro más defensivo y que tengo que mantener la posición por detrás del balón.

-¿Se hace duro ese ida y vuelta constante?

-Siempre suelo hacer bastantes kilómetros en el campo. Me gusta trabajar para el equipo. Cuando trabajas bien físicamente sin el balón, luego cuando lo tienes estás ya más habituado a estar bien físicamente. A medida que vayan pasando los partidos, tendré todavía más recorrido.

-¿Sus cambios de orientación le dan más variedad al equipo para atacar?

-El míster nos pide que cuando el rival esté muy basculado, que hagamos cambios de orientación, que siempre es bueno. Intento alternar las dos cosas, el pase corto con el pase largo. El otro día hice varios cambios de orientación y la verdad es que me salieron bien.

-La afición ya lo ve como uno de los fijos de Víctor, ¿no cree?

-Lo que pasa es que en Primera es complicado. Son 38 partidos de Liga, más la Copa, y va a haber cambios, lesiones? Hay veces que la gente baja rendimiento o lo sube. Siempre hay muchísima competencia en Primera. Nunca te puedes relajar porque cualquiera te quita el puesto.

-¿Se ve ya como uno de los líderes del equipo?

-No me gustan mucho los calificativos. No me pesa la responsabilidad, pero sí que es verdad que el equipo tenemos que ser once y todos son igual de importantes.

-¿Todavía tiene que mejorar?

-Me queda bastante, a mí y a todos. Fue el primer partido y siempre al principio cuesta porque no tienes esa frescura de mitad de campaña. Nos queda mucho a todos.

-¿Se marchó contento de su debut oficial en Riazor con el Deportivo?

-Sí. La afición estuvo muy bien, y el estadio, increíble, con más de 23.000 personas en un día lloviendo. Las sensaciones son positivas. La Real es un equipo importante, con muy buenos jugadores. Le plantamos cara e incluso merecimos algo más.

-¿Nota un cariño especial de la afición hacia usted?

-El otro día en el estadio me sentí muy querido. La gente, siempre que me para por la calle, me dice cosas positivas. Lo voy a dar todo para intentar devolverles ese cariño.

-¿El empate ante la Real fue un buen punto de partida?

-Sí. Me quedé con la espinita de no haber conseguido los tres puntos, que creo que por juego los merecimos. Para ser el primer partido, se hicieron más cosas bien que mal.

-¿Faltó una referencia ofensiva en el área?

-Más que una referencia, a lo mejor nos faltó frescura. Era el primer partido y se ha visto en el resto de la jornada que no hubo muchos goles. A la gente le cuesta marcar por eso, porque falta esa chispa.

-¿En Mestalla se verá otra vez a un Dépor que quiere ser protagonista y llevar la iniciativa?

-Aún no hemos hablado del Valencia. El míster todavía no nos ha transmitido lo que quiere. Es un rival importante pero nosotros también tenemos muy buen equipo y no tenemos que infravalorarnos. Hay que tener personalidad y querer el balón en cualquier campo.

-¿Otro empate sería positivo?

-Siempre que salgo al campo quiero los tres puntos, pero es verdad que en Mestalla un punto es positivo, porque es un rival de Champions que a priori por presupuesto tiene una plantilla muy competitiva. Ojalá ganemos, pero si es un punto, tampoco lo daremos por malo.

-¿Hay motivos para pensar en que esta temporada el Deportivo se salvará sin tanto sufrimiento como la pasada?

-Debemos ser prudentes. Porque se hayan hecho muchos fichajes tampoco hay que venirse arriba. Tenemos que ser humildes, ir partido a partido, intentar hacerlo lo mejor posible y que los puntos vayan llegando para ojalá conseguir salvarnos lo antes posible.

-Ahora que ya es todo un referente en el Dépor, ¿qué queda de aquel chaval que empezó a jugar en el Galicia Gaiteira?

-Queda todo, excepto que ahora soy más viejo ya (risas).

-¿Empezó antes con el fútbol o con el hockey sobre patines?

-Con las dos cosas. Me gustaban las dos y quizá era mejor al hockey que al fútbol todavía.

-¿Qué recuerdos guarda de aquellos torneos de fútbol 7 con el Dépor, en Brunete y Tenerife?

-Muy bonitos. Yo entonces jugaba de delantero o extremo. En Brunete marqué bastantes goles y luego en Tenerife me dieron el premio al mejor en mi posición, y ahí fue cuando me fichó el Madrid.

-Lástima que el Deportivo no tuviera categorías inferiores...

-Sí porque en aquel entonces solo estaba el Fabril. Era quedarme en el Gaiteira o irme al Real Madrid, al Barcelona, al Arsenal o a algún equipo de los que me querían. Al final, me decidí por el Madrid.

-Se fue con 12 años y vuelve con 27, ¿es distinta la sensación cuando uno compite por el equipo de su ciudad?

-Sí. Siempre he defendido al máximo a cualquier equipo en el que he estado, pero que sea el de tu ciudad te da un plus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine