Todos contra el colista

Víctor viaja a Valencia con 22 futbolistas, todos los aptos, dispuesto a reencontrarse con el triunfo ante un rival en dificultades pero del que espera su "mejor versión"

06.11.2015 | 11:38

Las seis bajas con las que el Deportivo afrontará el partido de mañana frente al Levante condicionan los planes de Víctor Sánchez del Amo, que esta vez optó por no hacer ningún descarte por decisión técnica. Se lleva a Valencia a 22 futbolistas, incluidos los porteros fabrilistas David y Anxo. El primero repetirá como suplente de Germán Lux debido a que Fabricio Agosto y Manu Fernández siguen de baja. También en la enfermería están Luis Alberto, Luisinho, Lopo y Manuel Pablo. En total, media docena de ausencias que Víctor no quiere que sirvan de excusa. Promete que mañana el Dépor saldrá a ganar, como siempre, un objetivo que a su juicio no será nada fácil pese a la teórica fragilidad del Levante. Es el colista pero "todos los equipos que están en una racha negativa pueden reaccionar porque esto es Primera División y cualquiera le puede ganar a cualquiera, da igual la posición". "Por eso, siempre preparamos los partidos pensando en la mejor versión de los rivales", asegura.

En su último desplazamiento, a La Rosaleda, el Deportivo encajó su primera derrota a domicilio ante el Málaga, un rival que recibía al equipo coruñés en una situación también apurada. A estas alturas de temporada considera que las clasificaciones son "circunstanciales", tal y como se demostró ante el conjunto andaluz. "El ejemplo es el partido ante el Málaga. Las estadísticas no eran favorables para ellos y nos superaron", recordó. En cualquier caso, Víctor está convencido de que el encuentro de mañana no tiene "nada que ver" con aquel. "Está pasada la página, sacamos el aprendizaje la semana posterior, en la que analizamos los errores que cometimos, pero este partido no tiene nada que ver. Es un rival diferente, con otro planteamiento. Cuando preparamos el siguiente partido no lo comparamos con los anteriores. Esta semana estudiamos al Levante", argumentó Víctor tras la sesión de ayer a puerta cerrada en Riazor, la última que dirigió antes de viajar a Valencia.

Ese ensayo en el estadio le sirvió al técnico para comprobar la buena evolución de Fede Cartabia, en principio apto para competir después de que una sobrecarga en un aductor le impidiera completar el entrenamiento del miércoles. El argentino entró en la lista de 22, una convocatoria larga a la que regresan varios jugadores que están contando poco o nada, como Juan Domínguez, Saúl o Cardoso. Todos estarán esta tarde en el último ensayo que Víctor dirigirá en la ciudad deportiva del Villarreal. Antes del partido tendrá que hacer cuatro descartes por decisión técnica, uno de los cuales será el portero del filial Anxo. Con los 18 definitivos buscará reencontrarse con el triunfo tras cuatro jornadas sin vencer.

Proyecto a "medio-largo plazo"

Víctor se marca objetivos a corto plazo y evita referirse a la posibilidad de que pueda renovar pronto para consolidar el proyecto tras este inicio de temporada tan esperanzador. "La cabeza está puesta en el partido contra el Levante. Ese es el futuro nuestro", zanja el madrileño, quien considera que "no hay nada que hablar" sobre esa posible ampliación contractual: "Yo estoy encantado y ojalá nuestro trabajo sea merecedor de tener aquí un proyecto a medio-largo plazo porque para nosotros eso es una ilusión y una motivación tremendas".

Por otra parte, el técnico se refirió a la intención del club de "dotar de privacidad a uno de los campos" de Abegondo por una cuestión de "confidencialidad". "Es un proyecto que estaba ya iniciado antes de que nosotros llegásemos aquí, desde la temporada anterior. A mí se me ha consultado y estamos de acuerdo en ello porque lo que estamos haciendo es lo mismo que hacen el resto de clubes profesionales de todo el mundo -justificó-. En todos los clubes se trabaja con privacidad los aspectos que se consideran que hay que trabajar con privacidad, pero eso para nada significa que queramos cerrar los entrenamientos a nuestros aficionados".

Alberto Lopo y Luisinho Correia no pudieron participar en la sesión de ayer. El central sufre una lesión de grado 1 en el gemelo interno de la pierna izquierda, mientras que el lateral presenta una sobrecarga en los isquiotibiales de su pierna izquierda. Ambos deberían estar listos para el primer encuentro después del parón, el derbi contra el Celta en Riazor, fijado para el día sábado 21 (22.05 horas). "En el caso de Alberto (Lopo) somos más optimistas hoy (por ayer) con su evolución. Parecía algo un poquito más grave y puede ser que con el parón lo tengamos recuperado para la próxima jornada y solo se pierda un partido -argumentó Víctor-. En el caso de Luisinho, tiene molestias en los isquiotibiales. No ha podido entrenar y al estar de baja, como le ha pasado otras semanas, no ha podido estar convocado por problemas físicos".

"Relación muy buena" con Luisinho

Sobre el portugués, reiteró que el incidente que protagonizó con Alejandro Arribas está "absolutamente zanjado". "Con él tengo una relación muy buena, lo que pasa es que está teniendo la mala suerte de tener lesiones. Es absolutamente falso que le esté pasando factura el incidente con Arribas. He hablado personalmente con él en varias ocasiones para manifestarle lo contento que estamos con su cambio de actitud. Ahora está doblemente fastidiado: primero, como el resto de compañeros que tienen menos minutos; y, además, porque está lesionado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine