Aires de cambio en Anoeta

Víctor Sánchez ensaya un planteamiento con Cani como posible novedad en el once, Juanfran por delante del lateral y protagonismo para los centrocampistas

15.01.2016 | 09:02
Jonás, Laure, Cartabia y Lusinho, ayer en Abegondo.
Aires de cambio en Anoeta

El bache de resultados que atraviesan los deportivistas hace pensar en cambios para la visita a Anoeta de mañana (22.05 horas). Una revolución en el once de Víctor Sánchez del Amo, sin embargo, no parece probable y tan solo llegó después de la derrota ante el Sporting en Riazor en la cuarta jornada. Por aquel entonces, el técnico anunció cambios y dejó en el banquillo en el Villamarín a jugadores como Borges, Lucas o Luis Alberto, protagonistas e imprescindibles en el tramo inicial del campeonato.

Algo parecido ocurrió en la visita del Celta a Riazor, precisamente un partido al que los blanquiazules llegaron después de cinco jornadas consecutivas sin ganar. En aquella ocasión, el técnico sorprendió con la entrada de Jonathan y Cani en el equipo titular.

El centrocampista tiene otra vez posibilidades de entrar en el once después de superar las molestias en el tobillo que le han impedido entrar en las últimas convocatorias y de hecho ayer Víctor probó con él en la banda izquierda.

Esa fue una de las variables introducidas por el técnico en el entrenamiento con el que comenzó a preparar la visita a Anoeta. Cani volvería a la alineación, pero con un asterisco: todo dependerá de las opciones que escoja el entrenador deportivista en el resto de posiciones.

Laure podría volver también a ser titular en el lateral derecho, lo que adelantaría a Juanfran hacia el ataque. Eso provocaría que tanto Fayçal como Fede Cartabia se cayeran del once después de ser titulares en los últimos compromisos del equipo.

Luis Alberto y Lucas parecen de antemano las opciones para el ataque, pero en los planes del entrenador se adivina que la idea consiste en darle protagonismo a los centrocampistas. Ayer Víctor no pudo probar con Mosquera durante la parte de la sesión en la que ensayó las alternativas para Anoeta porque el coruñés se ejercitó a menor ritmo junto a los futbolistas que habían sido titulares el martes contra el Mirandés en la Copa.

Víctor insistió especialmente en mover la pelota desde la defensa de un lado a otro con el objetivo de poder superar la presión del contrario para luego sorprenderlo con transiciones rápidas. En ese proceso no sería necesaria la labor de los centrocampistas, que se encargarían de fijar a los de la Real Sociedad, pero sí sería fundamental para incorporarse desde el ataque para un posible centro desde los costados o en segundas jugadas. El propósito será dejar atrás la racha de resultados negativos en la que se ha instalado el equipo deportivista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine