El Deportivo, cerrojo y defensa con la pelota

El equipo coruñés logra seis partidos después dejar la portería a cero y se protege a través del balón gracias a la actuación de Çolak, Gil y Adrián

10.12.2017 | 17:55
El Deportivo, cerrojo y defensa con la pelota
Çolak controla el balón ante Rico, del Leganés.

Seis partidos después, el Deportivo consiguió dejar su portería a cero. No es poco si se atiende a que la de ayer ante el Leganés fue la tercera vez en lo que va de temporada en la que el equipo blanquiazul logró no encajar. Eso suele ser sinónimo de puntos, porque las otras ocasiones fueron contra el Eibar y ante el Alavés, también en Riazor y también en un compromiso decisivo para los intereses de los deportivistas de coger algo de oxígeno en la clasificación.

Para Cristóbal se había convertido en una prioridad solucionar los problemas defensivos de un equipo que, desde su llegada, no había conseguido sacar el suficiente partido a sus méritos con el balón por las pifias que suele cometer atrás. Esas debilidades se agravaron la semana pasada en Sevilla y colocaron al equipo en una difícil encrucijada: agobiado por la falta de resultados y al mismo tiempo por la distancia cada vez menor con los puestos de descenso.

La victoria permite al equipo tomar aire en la clasificación y colocarse tres puntos por encima del pozo de Segunda División. Al mismo tiempo, el resultado también puede servir para convencer a Cristóbal de que hay alternativas en el equipo más allá de jugar con tres centrocampistas. Ayer colocó a Çolak para organizarse por primera vez a través de un mediapunta puro, y funcionó.

El Deportivo firmó los que quizás fueron sus mejores minutos del curso cuando la segunda mitad llegó a su ecuador. En ese tramo del partido fue cuando mejor encajaron las piezas del puzle que estrenó ayer Cristóbal. La presencia de Çolak, Carles Gil y Adrián parecía garantizar un mayor gobierno de la pelota y tal vez ideas más claras en ataque. No fue sin embargo hasta ese momento del encuentro cuando se asociaron realmente para bailar por momentos al Leganés. El Deportivo pasó instantes de apuro en otros tramos del encuentro, pero fue durante ese intervalo del partido cuando consiguió realmente defenderse a través de la pelota y alejar por completo al conjunto madrileño de su portería. Con el equipo más cómodo, no hubo achaques en Riazor, salvo por lo corto del resultado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine