Tráfico lanza una ofensiva en vías secundarias contra el consumo de alcohol y drogas

Ocho de cada diez controles estas navidades se harán en carreteras convencionales - Las patrullas también vigilarán los excesos de velocidad y el estado de los vehículos

23.12.2015 | 16:08
Reunión de la comisión autonómica de Tráfico y Seguridad Vial ayer en A Coruña.

Claves

  • Alcohol y drogas. Las patrullas de Tráfico interceptan a diario en las carreteras gallegas a una media de 30 conductores en estado ebrio y casi un decena bajo los efectos de las drogas
  • Velocidad. Los radares fijos ubicados en las carreteras gallegas, la mayoría en autopistas y autovías, sorprenden cada día a 300 conductores por pisar más de la cuenta el acelerador
  • Estado de los vehículos. En la campaña de control del estado de los neumáticos, Tráfico denunció en tan solo tres días a 108 conductores por circular con las ruedas deterioradas

Puesta a punto del vehículo antes de iniciar el viaje por carretera estas fiestas navideñas. Y nada de alcohol o drogas en cenas familiares o comidas con amigos si después toca ponerse al volante; o de lo contrario vuelta a casa en transporte público o en taxi. Ese es el mensaje que repiten año tras año desde la DGT y que en víspera del operativo especial para estas navidades han vuelto a repetir. Los datos hacen necesario insistir en los riesgos que conlleva ponerse al volante con una copa de más o tras haber consumido alguna sustancia psicotrópica así como la gravedad que supone circular con el coche en mal estado. Una media de 30 conductores son interceptados cada día en las carreteras gallegas bajo los efectos del alcohol, casi una decena dan positivo en drogas y más de 30 son multados a diario solamente por el mal estado de los neumáticos.

Para tratar de garantizar una conducción segura a los más de 1,5 millones de automovilistas que hasta Reyes se desplazarán por las carreteras de la comunidad, Tráfico pondrá hoy en marcha un dispositivo especial compuesto por más de mil efectivos de la Guardia Civil que intensificarán la vigilancia en la red viaria secundaria, según avanzó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, acompañado por la conselleira de Vivienda e Infraestruturas, Ethel Vázquez, tras la reunión de la Comisión Autonómica de Tráfico y Seguridad Vial.

De hecho ocho de cada diez efectivos estarán desplegados en este tipo de carreteras, donde ocurren más del 90% de los accidentes de tráfico mortales. Se harán controles de alcohol y drogas todos los días y a cualquier hora y también estará bajo la lupa el estado en el que circula cada vehículo. Y es que las posibilidades de sufrir un siniestro viario cuando un vehículo presenta un mantenimiento deficiente se multiplican por tres. A esto hay que sumar dos datos alarmantes relacionados con el estado de los neumáticos: el 70% de los conductores no sabe cuando tiene que sustituir las cubiertas de su coche y el 84% que decide acudir al taller para realizar la sustitución lo hace cuando ya el dibujo está por debajo del límite legal de 1,6 milímetros.

Durante la reunión mantenida ayer en A Coruña, la conselleira de Infraestruturas presentó el borrador del Plan de Seguridad Vial 2016-2020, con la que se pretende reducir a la mitad la cidra de víctimas mortales en carretera. "Los objetivos prioritarios son tener un sistema seguro y reducir al 50% las víctimas de tráfico en 2020" destacó Ethel Vázquez. El nuevo plan tiene cuatro factores fundamentales, según apuntó la conselleira: "vehículo, infraestructura, factor humano y atención posterior al accidente", aunque incide también en la "educación". "Es ambicioso pero alcanzable", aseguró Vázquez, quien apeló a la "prudencia y concienciación" de los conductores.

Con la vista puesta en la campaña de control de estas navidades, el delegado del Gobierno detalló que serán casi mil personas las que trabajarán en este dispositivo, que tendrá una presencia continua de 600 agentes y unas 60 personas desde el Centro de Control de Tráfico. "Habrá controles de alcoholemia, de velocidad y del estado del vehículo", destacó Villanueva, al tiempo de que advirtió de que más del 80% se desarrollarán en vías secundarias ya que resulta trascendente "adaptar las condiciones de conducción al tipo de vía".

Con motivo de los viajes por carretera para celebrar la Nochebuena o la Navidad en casa de la familia o el fin de Año junto a los amigos, la DGT ha activado la alerta en 72 carreteras gallegas, bien por retenciones (en un total de 31), la presencia de placas de hielo o nieve en la calzada y la necesidad de uso de cadenas (38) o las obras que se están acometiendo en algunas vías (tres, todas en la provincia de Ourense). La provincias de Pontevedra y Lugo serán las más conflictivas para el tráfico -un total de 21 en cada una-, en el caso de las vías lucenses por el riesgo de nevadas y placas de hielo en la calzada y en las carreteras pontevedresas por posibles atascos en los accesos a las ciudades. Mientras, la provincia de A Coruña contabiliza 12 tramos negros por riesgo de retenciones y cinco por posible presencia de hielo en carretera. En Ourense, están 13 tramos marcados en rojo: cuatro por retenciones, siete por heladas o nieve y tres por obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine