Unións Agrarias denuncia una "excesiva" presión fiscal en el rural coruñés

El sindicato critican la aplicación del Impuesto de Bienes Inmuebles a granjas, naves y otras instalaciones del rural hasta ahora exentas

04.02.2016 | 19:55
Explotación láctea.

El sindicato Unións Agrarias (UUAA) ha asegurado hoy que la presión fiscal en el rural de la provincia de A Coruña es "excesiva" porque servirá para multiplicar por diez la recaudación, y ha pedido a los ayuntamientos que "tomen medidas" para mitigar este impacto, sobre todo en el sector agroganadero.

El responsable del área de Desarrollo Rural de UUAA, Jacobo Feijoo, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para hablar lo que denomina "catastrazo", que es una revisión catastral.

Esta consiste en la aplicación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a elementos que "hasta ahora estaban exentos" como las granjas, las naves u otras instalaciones del rural.

Entre los 93 términos municipales de A Coruña, veinticuatro ya han avanzado en la normativa del año 2013 y otros veinticinco la están revisando, mientras que está prevista la incorporación de los demás entre 2016 y 2017.

En la actualidad, la provincia de A Coruña ha recaudado 241.832.710 euros por el IBI, de los que 233.236.590 euros se corresponden con propiedades urbanas y 8.596.120 euros son de fincas rústicas.

UUAA asegura que la idea es multiplicar esta última cifra por diez cuando finalice el proceso de regularización, que acabará como muy tarde en 2017.

El sindicato sostiene que se trata de una revisión "desproporcionada", por lo que insta a los ayuntamientos a "tomar medidas para paliar su impacto en la actividad agroganadera, en especial en los sectores de la leche y la carne".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine