Los alquileres en negro de más de 30.000 pisos en Galicia superan los 86 millones al año

Uno de cada cuatro arrendamientos de viviendas escapa del control de Hacienda - La comunidad gallega tiene el segundo porcentaje más bajo de alquileres sumergidos

20.04.2016 | 15:32

Datos

  • Balance. De las más de 2,4 millones de viviendas en alquiler en España, más de un millón se pagan en negro (41,14%). La renta de estos inmuebles en negro supera los 3.800 millones
  • Comunidades. Murcia, Canarias y Andalucía son las comunidades con mayor porcentaje de alquileres sumergidos, más de un 55%. En el extremo opuesto están Castilla y León y Galicia
  • Evolución. El mayor control de la Agencia Tributaria ha reducido el volumen de alquileres de pisos sumergidos. En 2007, el porcentaje de arrendamientos en negro superaba el 54%

Un simple recibo de la luz puede ser crucial para el fisco. Un consumo disparado para una vivienda que se supone vacía hace saltar las alarmas en la Agencia Tributaria, que nada más recibir los datos de las eléctricas ponen en marcha una investigación sobre los inmuebles sospechosos. Desde el año 2012, los inspectores de Hacienda peinan este tipo de domicilios en busca de alquileres en negro. Y por primera vez, en la campaña de la renta de este año la Agencia Tributaria deja un mensaje para los propietarios que anuncian alquileres de pisos en internet recordándoles sus obligaciones fiscales. En Galicia, uno de cada cuatro alquileres de viviendas escapa al control del fisco, según cálculos del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) a partir de las estadísticas del IRPF del año 2013 y de los censos de población y viviendas. De los más de 121.000 pisos en alquiler en la comunidad gallega, más de 32.000 (el 25%) se pagan en negro. El importe de estas rentas no declaradas en Galicia alcanza los 86,3 millones de euros, casi el triple de los presupuestos para este año del Concello de Arteixo.

En el conjunto del país, los arrendamientos de viviendas fraudulentos superan el millón, lo que supone el 41,4% de las más de 2,4 millones de pisos en alquiler. El importe de estos inmuebles por los que no se rinde cuentas a la Agencia Tributaria en España superan los 3.800 millones de euros, casi la mitad que el presupuesto de la Xunta para este año.

Pese al importante volumen de alquileres sumergidos en Galicia, la comunidad es la segunda que el menor porcentaje de arrendamientos en negro (25%), por detrás de Castilla y León (23,1%), según los datos de Gestha.




Haz click para ampliar el gráfico

A la cabeza del ranking están Murcia, Canarias y Andalucía, con un 61,1%, 55,6% y 55,4%, respectivamente. Son precisamente estas tres comunidades las que más turistas reciben, lo que, según los técnicos de Hacienda, "incide en agravar esta clandestinidad, ya que buena parte de los alquileres vacacionales tampoco suelen declararse". El sector hotelero gallego calcula que el 60% de los alojamientos que se ofertan en internet para turistas son clandestinos.

Una de las últimas medidas llevadas a cabo por la Agencia Tributaria para hacer aflorar alquileres de viviendas en negro lo hizo en esta campaña de la renta. Y lo hizo incluyendo un aviso en los datos fiscales de los contribuyentes con alquileres en internet: "De acuerdo con los datos d que dispone la AEAT, usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben incluirse en la declaración, así como cualquier tipo de rente por la que deba tributar y no conste en los datos fiscales". Emplaza así a los afectados a incluir los arrendamientos en la declaración de la renta de este año, pero eso no eximirá a los propietarios de la correspondiente multa de no haberlo hecho durante los cuatro años anteriores, ya que esos ejercicios no han prescrito a efectos fiscales.

Para Gestha, el afloramiento de alquileres sumergidos se debe al cruce de información de las deducciones estatal y autonómica de arrendamiento de vivienda habitual, a una fiscalidad más favorable tras la reforma de 2015 y a la campaña de comprobación de la Agencia Tributaria en viviendas con altos consumos eléctricos cuyos propietarios declaran que están desocupadas. Para los técnicos de Hacienda, estas actuaciones, así como la inclusión del mensaje sobre los alquileres anunciados en internet en los datos fiscales de este año, son eficaces ya que -concluyen- el arrendamiento fraudulento "es una actividad ilícita que es fácil de descubrir y controlar, dado el perfil medio del propietario arrendador, que no realiza un fraude sofisticado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine