La crisis del PSdeG estalla con el apoyo a la propuesta del BNG sobre el cupo vasco

La portavoz parlamentaria de los socialistas atribuye al grupo la decisión - Otros diputados aseguran que advirtieron del malentendido que generaría

09.06.2016 | 02:33
Vilán, de pie, junto a la nueva dirección del grupo parlamentario y con Romeu detrás, ayer.

El apoyo a debatir una ley para dotar a Galicia de un concierto económico como el vasco o el navarro, medida que denosta el PSdeG, ha hecho estallar la crisis soterrada que vive el grupo parlamentario socialista, agravada tras las primarias para elegir candidato a la Presidencia de la Xunta. Las versiones sobre la responsabilidad de votar a favor de la propuesta del BNG el martes divergen entre los socialistas y agitan sus convulsas aguas internas antes de que arranque la campaña de las generales esta medianoche.

La portavoz parlamentaria de los socialistas gallegos, Patricia Vilán, que ayer se estrenó en los duelos con el presidente de la Xunta, atribuye la decisión al colectivo y niega cualquier aviso de algún compañero sobre las consecuencias del voto de cara a la opinión pública, así como del malestar que varios de ellos han transmitido en privado. "Ningún diputado me advirtió de nada", asegura.

Vilán sostiene que, como siempre, la reunión del lunes previa al pleno se saldó sin quejas por parte de ningún diputado sobre el voto a la proposición de ley del Bloque y que tampoco se produjeron después. "Fue el grupo el que decidió votar a favor de la toma en consideración y que fuese el portavoz de área el que marcase el criterio del grupo, que es el mismo que el del PSdeG", añade en alusión al diputado Juan Carlos González Santín, ausente del encuentro del lunes.

Ambos, sin embargo, charlaron más tarde sobre el asunto. Vilán elude comentar el contenido de la conversación, pero mantiene la ausencia de advertencias. El parlamentario lucense asegura que "se debió votar en contra" y que así lo transmitió, pero que acató la disciplina de la dirección del grupo.

La versión de la portavoz parlamentaria también choca con la de varios de sus compañeros consultados por este diario, que matizan que en la reunión del lunes no se votó la posición sobre el cupo económico y que incluso se produjeron entradas y salidas durante el encuentro. Además, aseguran que sí se hubo advertencias a Vilán del "malentendido" que podría causar apoyar el debate de una idea que rechazan.

La portavoz, según estas fuentes, respondió que el martes tomaría una decisión, finalmente favorable a la toma en consideración de la iniciativa del BNG. A este diario, declara que no consultó la misma con la gestora dirigida por Pilar Cancela ni con Xoaquín Fernández Leiceaga, candidato a la Xunta. La dirección del grupo envió luego un correo informando del sentido del voto en el pleno.

Vilán le explicó lo sucedido a Leiceaga tras la votación en el pleno, favorable al debate, pero en contra del fondo, es decir, de un cupo gallego. El propio candidato insistió en ese aspecto ayer negando cualquier "noticia", a pesar de que varios parlamentarios socialistas reconocen la brecha existente en el grupo.

La propia Vilán reconoce las dificultades comunicativas de su formación para transmitir la coherencia de su postura. "Una cosa es aceptar el debate y otra estar de acuerdo con lo que se debate. A lo mejor, desde fuera incluso yo no lo hubiese entendido porque no se sabe si estamos a favor o en contra", asume. Compara la situación con la de un abogado que acepte la defensa de un criminal confeso. "Estaría en contra, pero, como letrada, lo defendería porque es mi trabajo", compara con el aval a la tramitación de la iniciativa del Bloque.

Primarias

Finalmente, Vilán niega cualquier vínculo entre esta polémica y las primarias en que Leiceaga venció a su antecesor, José Luis Méndez Romeu. Los afines al primero han copado ahora la dirección del grupo en la Cámara en detrimento de los los más cercanos al último.

Leicega, que ya se desmarcó del contenido de una iniciativa también criticada por Santín, quiso apartar ayer el foco sobre un voto que, aunque carece de trascendencia legal porque el PP tumbó la iniciativa del Bloque, ilustra las grietas socialistas. "Es una cuestión formal de facilitar la toma en consideración, pero en el fondo no hay ninguna duda. Es una noticia inexistente", declaró ayer.

Menos claro se mostró el presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, quien pidió saldar el "déficit histórico" con la financiación gallega. "No sé si es un concierto, tipo foro vasco o navarro, pero algo habrá que mejorar", añadió. Su partido se opone este sistema porque podría reducir en 1.000 millones anuales la financiación de Galicia.

Desde Vigo, el alcalde, Abel Caballero, eludió pronunciarse sobre la polémica postura de su partido en el Parlamento gallego, al apoyar la propuesta del Bloque sobre la dotación a Galicia de un cupo económico como el vasco el navarro. Pero sí dejó clara su lejanía con esa tesis nacionalista. "Mi posición está clarísima: lista de Abel Caballero, 17, lista del BNG, 0. Esa es mi afinidad con el Bloque", indicó sobre los resultados obtenidos en las municipales del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine