Expertos piden "reconvertir" el turismo rural con menos casas y más profesionales

La Xunta prepara un decreto que cambiará la clasificación de estos alojamientos

01.06.2017 | 01:17

La política de ayudas públicas para reformar viviendas en el rural supuso un boom de establecimientos turísticos en estas zonas en la década de los 90. Pero se abrieron casas "sin planificación", que se convirtieron en meros alojamientos que solo ofrecen una cama y que no contribuyeron al desarrollo local de las zonas en las que se implantaron. Los expertos reunidos ayer por el Foro Económico de Galicia en Ribadavia coinciden en que las cosas "se hicieron mal" y abogan por una "reconversión" que, según dicen, pasará por "una criba" de los establecimientos para que al final queden los que realmente funcionen, por una "profesionalización del sector" y por vincularlo a actividades complementarias como la gastronomía, el deporte o la naturaleza.

La Xunta anunció un nuevo decreto de las casas de turismo rural que además cambiará la tradicional clasificación por un sistema de estrellas de color verde similar a la que emplean ahora los hoteles. Y abogó por limitar las subvenciones. Profesores universitarios y representantes del sector y de la Xunta debatieron en unas jornadas celebradas en las Bodegas Casal de Armán sobre las debilidades del turismo rural en Galicia y abordaron propuestas de futuro. En este foro advirtieron de que no se puede ligar el desarrollo económico del rural a potenciar el turismo. "Es una actividad complementaria", señalaron algunos de los intervinientes que también alertaron contra el riesgo de vender una imagen "estereotipada y simplificadora" del rural. "No se puede disneyficar el campo porque no se cumplirán las expectativas del turista", advirtieron.

Además cuestionan el escaso retorno económico que ha tenido el turismo rural a pesar de las fuertes inversiones. En su opinión, creen que hay que medir el impacto de esta actividad no solo desde el punto de vista de la rentabilidad sino de la preservación del medio ambiente. Los ponentes creen que los habitantes del rural cuidarán más el entorno si atrae turistas y esto puede contribuir incluso a reducir incendios. En Galicia hay 600 casas rurales, pero los expertos coinciden en que no es una cifra real, ya que muchas se beneficiaron de las subvenciones para reformar la casa pero no la tienen operativa. La prueba es que el 17% de los propietarios argumentaron que abrieron el establecimiento solo porque recibieron una casa de herencia y quisieron sacarle partido. Y solo dos de cada diez alojamientos viven exclusivamente de esta actividad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine