Galicia gasta en obra pública 1,7 millones al día, un 20% menos que la media en España

La licitación cae en 2017 un 37% por el desplome de los concursos del Estado y de los concellos - La inversión solo disminuye en otras dos comunidades

09.02.2018 | 13:06
Obras del AVE a su paso por Ourense.

La tarta de la obra pública sabe a poco en Galicia. Los continuos tijeretazos de las administraciones a las inversiones en edificaciones e infraestructuras civiles han colocado en mínimos históricos los proyectos sacados a concurso el año pasado en la comunidad. Poco más de 612 millones licitaron en 2017 Xunta, Estado, concellos y diputaciones, lo que supone casi 1,7 millones al día, un 19% menos que la media nacional y casi la quinta parte de los ingresos que iban a parar a las arcas de las constructoras en 2008, año en el que estalló la crisis del ladrillo, según el balance que acaba de publicar la Federación Gallega de la Construcción. En solo un año los contratos públicos en la comunidad cayeron un 37,4%, con un desplome en las licitaciones que se traduce en 365 millones menos.


Solo Galicia y otras dos comunidades autónomas recortaron el año pasado los concursos de obra pública. En la comunidad gallega el descenso supera el 37%, frente al aumento registrado en el conjunto del país de casi un 40% pasó de 12.800 millones en 2016 a poco más de 9.300 en 2017.

En números rojos cerraron también el año pasado La Rioja (-31,7%) y Asturias (-22%), según datos de la patronal de la construcción Seopan. En el extremo opuesto de la tabla están Cantabria y Navarra, con un repunte de la licitación pública superior al 200%. Destaca también la inyección inversora en País Vasco (85,3%) y Aragón (83,5%). Y en cifras absolutas están a la cabeza Cataluña (más de 2.000 millones de euros, el 16,2% de toda la tarta de obra pública en España) y Madrid (1.908 millones, el 14,9%).

Lejos queda ya el bocado de casi el 10% que metió durante años Galicia a los contratos de obra pública, situándose por debajo del 5% que supuso el año pasado en las inversiones de toda España.

El desplome de la licitación de obra pública en la comunidad lleva a cada vez más empresas gallegas a buscar negocio fuera, incluso en el extranjero. Si en época de bonanza solo una de cada 20 constructoras en Galicia recurría a concursos en otras comunidades o el exterior, ahora ya son más del 40%.

Desplome de Fomento


Detrás del balance en negativo del año pasado en Galicia está el desplome de la licitación de obra pública por parte del Gobierno central, con poco más de 114 millones de euros licitados frente a los más de 495 millones del ejercicio anterior (casi un 77% menos), según el informe de 2017 de la Federación Gallega de la Construcción.
Si se compara con 2008, el tijeretazo del Estado en la comunidad es todavía mayor. Entonces el Ejecutivo central sacó a concurso en la comunidad obras por más de 1.300 millones de euros, lo que se traduce en un recorte en diez años del 90%. El mayor volumen inversor en la comunidad el año pasado por parte del Estado procede de la Autoridad Portuaria de A Coruña, con más de 36 millones. El tijeretazo más abultado lo metió el Ministerio de Fomento, que pasó de una inversión de 288,6 millones en 2016 a 11,6 millones el ejercicio pasado (casi una caída del 96%). También Adif recortó sus licitaciones en 2017 en la comunidad gallega (-59%, con proyectos por un importe de poco más de 10 millones).


Al contrario de la licitación de obra pública del Gobierno central, los contratos de la Xunta aumentaron. Más de un 16% en las obras del Gobierno autonómico, que pasó de 196,2 millones en 2016 a 228,76 millones el ejercicio pasado. En el caso de las diputaciones también se produjo un repunte: 60 millones frente a 58,3, lo que significa casi un 3% más. Los concellos contrataron el año pasado proyectos por 173,5 millones, un 10% menos que los 193,2 millones de un año atrás.


El balance global en relación al inicio de la crisis es negativo para la comunidad, ya que el pastel de la obra pública se redujo: De la caída del 90% en la estatal, pasando por el recorte en un 80% en la autonómica y un 77% en la local.

De las cuatro provincias gallegas, Lugo sufre el mayor recorte en obra pública (-61,58%), con una inversión global de 72 millones. En A Coruña, la caída en los concursos supera el 50%, al pasar de 538,8 millones en 2016 a apenas 255,5 millones el ejercicio pasado. En la otra parte del mapa de licitación en Galicia están Pontevedra y Ourense, con un aumento del 18,39% y del 2,7%, respectivamente. En cifras absolutas, A Coruña es la provincia gallega con más licitación de obra pública (255,4 millones), seguida de Pontevedra (205,9). Y a gran distancia, Ourense (78,8 millones) y Lugo (72).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

#eWomanCoruña

La jornada se celebrará el próximo 6 de marzo y contará con ponencias de mujeres que destacan por su trayectoria profesional y su liderazgo en diferentes sectores
¡Inscríbete!


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine