El buque que ardió en Gran Canaria sigue a la deriva a causa de su peligrosidad

21.08.2017 | 01:19

El carguero británico MV Cheshire que se incendió el domingo en el mar a unas 60 millas al sur de Gran Canaria continúa a la deriva sin que se adoptasen medidas para solventar su situación a causa de la peligrosidad del estado en que se encuentra, según la empresa propietaria, Bibby Line Limited. Fuentes de la compañía explicaron que pese a que los técnicos de la firma holandesa Resolve Marine trabajan desde miércoles en el análisis de las posibles actuaciones para atajar el fuego -que avivó el fertilizante con base de nitrato de amonio que transporta- todavía no hay noticias de sus conclusiones debido a las dificultades a las que se enfrentan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine