04 de abril de 2017
04.04.2017
Debate sobre la movilidad en A Coruña

Un pacto de transporte para el futuro

El Gobierno local apuesta por impulsar medios de transporte sostenibles, como los vehículos eléctricos de uso colectivo, el ferrocarril y la bicicleta

04.04.2017 | 00:51
Avia Veira, Daniel Díaz Grandío, la moderadora del debate, Consuelo Bautista, Yoya Neira y Begoña Freire, ayer, en el Kiosko Alfonso.

En el Foro pola Mobilidade Sostible na Coruña, que se celebró ayer en el Kiosko Alfonso, vieron la luz los diez puntos sobre los que se asientan los pilares del pacto municipal de la manera de moverse en la ciudad en el futuro. El alcalde, Xulio Ferreiro, presentó ayer el documento sobre el que trabajarán los vecinos, partidos políticos y entidades en aras de lograr una ciudad más amable y que deje el coche particular en casa.

Ferreiro habló de la necesidad de apostar por la intermodalidad, por que las bicicletas compitan por el espacio "con los coches" en la carretera y no con los peatones en las aceras; por el "calmado de tráfico", para evitar accidentes, también por poner todas las facilidades para que "compense" moverse en transporte público, no solo en el sentido económico sino también en el de la seguridad y anunció que, en cuanto el presupuesto municipal sea aprobado de manera definitiva, la Agència d'Ecologia Urbana, de Salvador Rueda, pondrá en marcha el plan de movilidad elaborado para A Coruña.

Paralelamente, se estará gestando la hoja de ruta teórica, que será el pacto, y en el que, en este estadio embrionario, destaca la propuesta de "priorizar los modos de transporte más sostenibles", poniendo en el primer puesto la movilidad peatonal, pero dejando abierta la puerta a la instalación de vehículos eléctricos de uso compartido y el transporte colaborativo, como sucede en otras ciudades, como en Madrid, en la que hay pequeños coches Smart que se pueden utilizar como si fuesen particulares, aunque su uso es compartido.

El Gobierno local aboga también por rediseñar el conjunto de la red de buses en colaboración con los concellos de la comarca para que sean más eficientes y para hacer carriles que les permitan circular en solitario y a mayor velocidad y que incluyan el ferrocarril. "Debemos ser conscientes de que no hablamos de un acuerdo para solo cuatro años ni que pueda identificarse con un único Gobierno municipal sino que debemos verlo como un ente vivo", explicó ayer Ferreiro, que defendió lo ocurrido en ciudades como Vitoria, en la que empezó el proyecto de repensar la movilidad el PP y que tanto PSOE como PNV, que le sucedieron, siguieron aplicando sus líneas maestras. Y lamentó Ferreiro que soluciones como el carril bus o la mediana de la avenida de Oza hubiesen sido retiradas con la llegada del PP al Gobierno local.

En el último punto del pacto, Ferreiro abrió el debate sobre mejorar la movilidad y el medio ambiente aplicando "medidas fiscales y tarifarias" promoviendo el uso de los medios de transporte más sostenibles, facilitando su uso a través de la economía. Y es que, según explicó el alcalde, desde el cambio de la concesionaria de la ORA, que mantiene un control de los tiques y sanciona a los que no lo tienen en regla, ha aumentado el número de usuarios del bus urbano, aunque el Concello no ofreció más datos.

La movilidad de A Coruña como objetivo a conseguir, como lugar en el que forjar "consensos", pero también como arma arrojadiza. En esos términos fue ayer protagonista la manera de moverse en el debate político en el que enfrentaron sus argumentos el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, y las concejalas de la oposición, Avia Veira (BNG), Yoya Neira (PSOE) y Begoña Freire (PP). No llegaron a ningún acuerdo aunque sí que todos evidenciaron la necesidad de actuar, de no dejar pasar más tiempo para reformular la movilidad. La concejal del BNG, Avia Veira, apostó ayer por sacar partido de las infraestructuras que ya tiene la ciudad, como el ferrocarril a Betanzos que llega hasta la plaza de Ourense y también del mar, para implantar el transporte marítimo como conexión con otros concellos. La concejal socialista Yoya Neira instó al Gobierno local a no escudarse en la participación ciudadana ni en la búsqueda de "acuerdos y consensos" para no ejecutar cambios en este área que siempre encuentra opositores. La concejal del PP Begoña Freire centró ayer su discurso en hablar de sus cuatro años en María Pita al mando de la Concejalía de Movilidad y en darle voz a los que se quejan de que faltan plazas de aparcamiento en la ciudad.

El concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, defendió "la oportunidad" que brinda la posibilidad de sacar a concurso la concesión del bus urbano. "Tenemos la oportunidad de escribir lo que queremos hacer a dos años vista", comentó el edil, que apuesta por que la red de transporte público se centre en mejorar la vida los vecinos de la ciudad y de sus usuarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es