12 de marzo de 2018
12.03.2018

El número de pleitos penales y civiles cae en los juzgados de A Coruña un 47,1% en diez años

El volumen de asuntos se reduce casi a la mitad desde el inicio de la crisis pese al aumento del 7,2% el último año, en el que también crecieron los casos pendientes tras llegar a la cota más baja en 2016

12.03.2018 | 12:51

El número de pleitos en el partido judicial de A Coruña se desplomó un 47,1% desde el inicio de la crisis económica en las jurisdicciones civil y penal, según los datos del informe Situación de los órganos judiciales en el año 2017, hecho público la semana pasada por el Consejo General del Poder Judicial. De acuerdo con ese documento, los juzgados coruñeses ingresaron 72.178 casos nuevos en 2008, mientras que el año pasado fueron 38.117. Pero la caída habría sido incluso mayor si se tomara como referencia 2016, ya que el número de ingresos fue de 35.545 y aumentó un 7,2% al año siguiente.

Uno de los factores que explica el crecimiento en el número de litigios es el aluvión de demandas presentadas para la recuperación de las cantidades cobradas de forma indebida por las entidades financieras a través de las cláusulas suelo de las hipotecas. Ese fenómeno hace que frente a la caída del 1,8% de los nuevos asuntos en la jurisdicción penal, en la civil se haya producido un aumento del 17,2%.

El descenso del ingreso de asuntos penales en los últimos años tiene su origen en la reforma legal aplicada en 2015, mediante la que un buen número de infracciones leves dejaron de ser abordadas en esta jurisdicción, a la que tampoco llegan desde entonces las investigaciones de las fuerzas de seguridad en las que el autor de los hechos es desconocido.

La recuperación de la litigiosidad en el último año afecta también al volumen de asuntos que quedan pendientes al terminar cada año, puesto que creció un 18% en 2017 con relación al ejercicio anterior, en el que los 11.990 casos que estaban sin resolver marcaron la cifra más baja de toda la década, a considerable distancia de los 18.110 de 2009, año en el que se alcanzó el número más elevado.

Los 15.257 asuntos ingresados durante 2017 por los doce juzgados de Primera Instancia implicaron un crecimiento del 21%, mientras que los 241 del juzgado de violencia contra la mujer representaron un 15,9% más que el año anterior. En cuanto a los juzgados de familia, los 4.327 nuevos casos supusieron un aumento del 5,4%. A pesar del descenso que se aprecia en la jurisdicción penal, los nuevos asuntos llegados a sus juzgados de violencia contra la mujer fueron 1.364, cifra que representa un incremento del 2,2% con relación al año anterior.

Un repaso a la evolución de la entrada de nuevos casos en los juzgados del partido judicial coruñés de 2008 permite observar como su número aumentó al año siguiente, pero a partir de ahí comenzó un descenso que se acentuó de forma notable en 2012, uno de los años más duros de la crisis y en el que además se aprobaron unas tasas judiciales que hicieron desistir a numerosas personas de iniciar un proceso en los tribunales.

Tras cuatro años de caída continuada, en 2014 hubo un repunte muy ligero de nuevos casos que fue mayor al año siguiente, aunque de nuevo en 2016 se produjo un retroceso muy importante que dio paso a una recuperación el año pasado.

Frente a este comportamiento, el de los asuntos sin resolver al final de cada año fue más estable, ya que las oscilaciones fueron mucho menores y no se correspondieron con los aumentos y descensos de los asuntos llegados a los juzgados del partido judicial.

Congestión

Ese dato tiene su reflejo en que, a pesar de la importante reducción en el número de asuntos ingresados con relación al inicio de la última década, la tasa de congestión en los juzgados coruñeses fuese el año pasado del 4,5%. Para calcular ese porcentaje se suman los asuntos sin resolver al inicio del año con los que entran nuevos en ese periodo, tras lo que cifra resultante se divide entre los asuntos que se resuelven en el año.

Otros indicadores de la acumulación de trabajo que padecen los juzgados coruñeses es la tasa de resolución de asuntos, que en 2017 fue de -8,1% al dividir los 36.295 resueltos entre los 38.117 ingresados. La tasa de pendencia, que refleja el comportamiento de los asuntos pendientes, fue del 19,8% el año pasado, cuando se estima que cuanto más baja sea esa cifra, menor será el volumen de casos a la espera de resolución. La tasa de sentencia, que indica el número de asuntos que se resuelven mediante una sentencia, fue de -24,8%.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es