13 de noviembre de 2018
13.11.2018
puerto

El plan general de la discordia

Todos los grupos, excepto el PP, que se abstuvo, aprobaron de manera inicial el nuevo catálogo de edificios protegidos en un debate bronco sobre el documento urbanístico

13.11.2018 | 01:05
Ferreiro y Varela a la entrada al pleno de ayer.

La resolución fue positiva y la modificación del plan general, en lo que respecta al catálogo de edificios protegidos, se aprobó con el apoyo de tres grupos y la abstención del PP, pero el debate no fue plácido. Pese a que todos, incluidos los populares, apostaban por cuidar y conservar el patrimonio municipal, las acusaciones saltaron de bancada en bancada en el que fue el único asunto del pleno de ayer.

El concejal del PP y exresponsable de Urbanismo en el anterior mandato, Martín Fernández Prado, calificó el nuevo listado de elementos protegidos en la ciudad de "inconsistente" y llegó a mostrar su convencimiento de que algunos propietarios de estos edificios denunciarán judicialmente al Concello. Y es que, según explicó, la Xunta pide más "coherencia" al Gobierno local para que justifique los cambios y él mismo considera que el expediente es "débil". En todo caso, confía en que este documento pueda finalizar la tramitación con otra corporación, ya que, tras la aprobación inicial de ayer, se abre un período de dos meses de información pública y ha de pasar otra vez por el pleno municipal para su visto bueno definitivo. Fernández Prado anunció, por tanto, la abstención de los ediles populares en la votación "esperando que de aquí a su aprobación final el documento cambie sustancialmente".

Desde el PSOE, José Manuel Dapena reprochó al concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, el "retraso" en el proceso de cambio del PGOM, ya que el proceso arrancó hace más de dos años. "No hubo diligencia en la tramitación", echó en cara el socialista. La edil del BNG Avia Veira anunció su apoyo absoluto al asunto pero recordó que hay otro tipo de cambios a realizar en el documento urbanístico que, dice, no ha ejecutado el Gobierno local. El parque del Observatorio, Adormideras, el ofimático o el Agra de San Amaro son lugares que esperan por una modificación "necesaria" para su futuro desarrollo urbanístico.

Varela justificó la demora en la "complejidad administrativa" y afirmó que los nuevos elementos incluidos, cerca de un centenar, están "más que justificados". Además, el concejal lamentó que por la falta de ampliación del catálogo muchos edificios "desaparecieron" en la ciudad. En el listado se incluyen inmuebles como la Lonja del Gran Sol, en el puerto, o varios residenciales en Juan Flórez o avenida de Linares Rivas.

El responsable de Rexeneración Urbana también intervino en el pleno por la exigencia del PSOE, apoyada por el resto de grupos, de que se revitalicen y adecenten las galerías comerciales que unen la calle de la Merced con la avenida de Oza. Varela explicó que el Concello solo tiene, desde hace varias décadas, la cesión de paso pero que la titularidad de los locales, advirtió, es privada, por lo que, dijo, no puede realizar ninguna actuación.

Con respecto a colocar un ascensor para acceder a los bajos, ya que tiene numerosos escalones, apuntó que esa actuación está prevista en el mirador de Os Castros, para conectar con las calles Ortigueira y Vila de Padrón. Además, también se comprometió a "adecentar" el paso a las galerías. Con respecto al plan que tenía planteado el PP para ese lugar, y que defendió ayer en el pleno a través de Susana Pazo, el edil de Marea Atlántica contestó que una escalera mecánica no garantiza la accesibilidad universal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La flautista de Sanagustín

El jefe de Fotografía de La Opinión A Coruña, Víctor Echave, lanza en su blog la serie 'Campaña (tienda de)', con algunas de sus mejores imágenes de la carrera electoral en A Coruña

esquelasfunerarias.es