22 de enero de 2019
22.01.2019
La Opinión de A Coruña

El rector adelanta a 2020 la "puesta en marcha" del centro tecnológico en Pedralonga

El diseño del plan director de la Ciudad de las TIC en la fábrica de armas y el proyecto jurídico se resolverán este año - Ve "compatible" el proyecto con el nuevo hospital

22.01.2019 | 00:40
Entrada principal de la fábrica de armas en Pedralonga.

El sí del Ministerio de Defensa al proyecto tecnológico de futuro en la fábrica de armas, confirmado la semana pasada en una reunión en Madrid, acorta los plazos previstos inicialmente por sus promotores. Cuando el rector de la Universidade da Coruña (UDC), Julio Abalde, avanzó en diciembre algunos detalles sobre el plan calculaba que el parque de empresas del sector TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) comenzaría a funcionar en un periodo de tres años. Abalde maneja ahora una fecha anterior, 2020, para su "puesta en marcha", según explicó el viernes pasado en la ciudad a los responsables de centros, departamentos, centros de investigación y campus de especialización de la UDC. Durante 2019, añadió, se diseñaría el plan director del parque y se elaboraría el proyecto jurídico.

Los plazos están ahora condicionados por las decisiones tomadas por Defensa, que, tras aprobar la iniciativa promovida por la Universidad y el sector TIC, ha anunciado que cederá el uso de la antigua fábrica de armas a la UDC y decretará una concesión demanial como contrato puente mientras se constituye el consorcio que gestionará la llamada Ciudad de las TIC.

Con la rescisión de la concesión a Hércules de Armamento, que se hizo con la gestión de la planta de Pedralonga en 2014, se abre un periodo de tramitación jurídica y planificación entre administraciones que deberá resolver la inversión en el proyecto -Abalde estima que habría que gastar unos 22 millones de euros a través de fondos públicos y privados-; la captación de empresas en el futuro polo de innovación; y la actividad industrial en la propia fábrica con los antiguos y los actuales trabajadores. La UDC prevé además que aportará unos 300 investigadores al futuro complejo, al estar relacionado con las nuevas titulaciones que se implantarán el próximo curso.

Otro importante aspecto que hay que resolver es el choque de intereses que tienen la Universidad y la Xunta en los terrenos que ocupa en parte la fábrica de armas, que son propiedad del Estado y en ellos tiene competencias urbanísticas el Concello. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, conocedor del proyecto tecnológico, pone por delante la instalación de nuevas dependencias hospitalarias en las parcelas de Pedralonga, mientras que el rector reiteró ayer mismo que el plan sanitario de la Xunta y el proyecto tecnológico que promueve con el sector "no son incompatibles".

Abalde recuerda que el nuevo hospital está pendiente de su emplazamiento, cuestión para la que el Concello se ha ofrecido a colaborar y que depende de los espacios con los que la Xunta pueda contar. "Vamos a ver cómo es el desarrollo de cada proyecto, porque hay que ver si se amplía el actual hospital o se construye uno nuevo", comentó el rector, que pidió a la Xunta participar "desde ya" en el plan tecnológico pese a no haber acudido a la reunión de la semana pasada en Defensa, a la que estaba invitado.

Feijóo aprueba que los terrenos de Pedralonga se destinen al plan de la Universidad siempre que finalmente no sean los adecuados para las instalaciones sanitarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es