24 de agosto de 2019
24.08.2019

La Policía Nacional, sin patrullas de calle el fin de semana por custodias hospitalarias

El déficit de personal se agrava por vacantes y vacaciones. La plantilla exige que se apruebe el traslado de los presos al módulo del hospital

23.08.2019 | 21:06

Sindicatos de la Policía Nacional alertan de la falta de efectivos para este fin de semana en las radiopatrullas que vigilan las calles. La escasez de personal se debe a que los agentes se encuentran cubriendo custodias hospitalarias, es decir, que tienen que vigilar a los presos que se encuentran ingresados. "A esto hay que sumar las vacantes y que un tercio de la plantilla está de vacaciones", indica el secretario regional de Galicia de la Confederación Española de Policía (CEP), Borja Varela.

Este fin de semana hay tres presos de la cárcel de Teixeiro que serán operados en el hospital Quirón. Tres ingresos que coinciden con el de un detenido que está pendiente de valoración. Con cada uno de ellos, explica Varela, "tiene que haber dos policías". Esto ocurre cuando no están de servicio los agentes destinados en conducciones y custodias, que trabajan de lunes a viernes y los sábados por la mañana. "Se sacan radiopatrullas de la calle para hacer custodias hospitalarias", reconocen desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP)

El secretario regional de Galicia del CEP detalla que esta situación fue trasladada "hace meses" a la subdelegada del Gobierno, Pilar López-Riobóo, para que los presos trasladados por motivos médicos fuesen ingresados directamente en el módulo hospitalario del Chuac, especializado en estos casos, y no se necesitan dos agentes de la Policía Nacional para vigilar al paciente. "Este módulo tiene habitaciones preparadas para acoger a los presos. Son seguras y cuentan con funcionarios que se encargan de la custodia", explica Varela, quien asegura que López-Riobóo "se comprometió a hacer un acuerdo con el Sergas para aprobar estos traslados".

Desde la Subdelegación del Gobierno señalan que "para plasmar el acuerdo hay que solventar un problema de intercambio de accesos y de sistemas informáticos", para el que la secretaria general de instituciones penitenciarias ya ha dado el visto bueno. De momento, la situación se mantiene igual. Cuando un preso necesita atención médica, la institución penitenciaria lo notifica, la Guardia Civil se encarga del traslado y la Policía Nacional, de la custodia en el hospital. "El problema es que hay una mala planificación", critica Borja Varela, pues defiende que "si hay un modulo para estos casos, debería utilizarse siempre".

Los sindicatos del 091 lamentan que la necesidad de efectivos en los centros hospitalarios "compromete la seguridad ciudadana", pues habrá menos radiopatrullas disponibles. "Esto repercute negativamente su presencia policial en la calle", señalan fuentes del SUP, que alertan de que "en ocasiones los radiopatrullas realizan funciones que no son de su cometido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es