18 de septiembre de 2019
18.09.2019

Una nueva vida para el Faluya de siempre

El histórico local reabre sus puertas tras cuatro meses de cierre debido al fallecimiento del dueño, Carlos Cela || Su hermano Paco se hará cargo

17.09.2019 | 21:15
Paco Cela, nuevo dueño del Faluya.

Tras cuatro meses de silencio, el bar Faluya levantó las rejas de nuevo el pasado viernes. Lo hizo el hermano de Carlos Cela, su histórico propietario y cara conocida del deportivismo en A Coruña, fallecido hace pocos meses. Paco Cela retoma el testigo de su hermano con un objetivo: mantener su legado.

"Con el fallecimiento de Carlos y todo el reconocimiento que hubo hacia su figura y lo que representó el Faluya, no queríamos que eso muriera. Queremos que siga", explica Paco Cela. Aunque esperaban la buena acogida, el éxito de la reapertura les cogió por sorpresa. No habían ni abierto las puertas y ya estaba entrando gente. "Para las 00.00 de la noche, estábamos agotando la cerveza de grifo y de botella. Tuvimos que cerrar a la 01.00 porque no había existencias", explica el nuevo gerente.

La mayor parte de la clientela es, como cabía esperar, la de siempre, aunque no faltaron en la inauguración las caras nuevas. "Vino mucha gente que estuvo siempre con mi hermano, pero también mucha gente nueva. Con tanto follón, no tenías un segundo para nada. Fue una riada", comenta Paco Cela. Aunque será el rostro visible del Faluya, su nuevo dueño no estará solo en la nueva andadura. No le faltará la ayuda de Suso, otro de los hermanos, si así la precisa. El poeta leonés Aitor Cuervo echará también una mano tras la barra.

El nuevo Faluya no perderá la esencia comprometida que caracterizó al Faluya de siempre. Continuará siendo la sede de la peña deportivista del mismo nombre, donde sus miembros solían reunirse en las previas a los encuentros.

El fallecimiento de Carlos Cela consternó al deportivismo el pasado mes de abril. En los partidos previos al fatal desenlace pudieron verse en las gradas de Riazor numerosas pancartas con mensajes de ánimo hacia el peñista. Tras el fallecimiento, no dejaron de sucederse las muestras de condolencia en las redes sociales por parte de diferentes peñas deportivistas y de la misma Federación, que definía a Carlos Cela como "un bo e xeneroso". Las puertas del local aparecían, al día siguiente, cubiertas de flores y mensajes que recordaban su compromiso antifascista.

Ahora, en la reapertura, Paco Cela tiene muy presente a su hermano. Además de las actividades que tenían el local como sede, el nuevo gerente quiere imprimir un carácter más cultural al local. "Queremos potenciar mucho el ambiente cultural, hacer recitales de poesía, proyecciones, o charlas sobre arte", explica Cela. Siempre con estilo Faluya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es