13 de mayo de 2019
13.05.2019

Triste Día de las Peñas

La fiesta del deportivismo comenzó a mediodía en las calles próximas al estadio de Riazor Los aficionados blanquiazules compartieron la previa con los cadistas

12.05.2019 | 23:23
Triste Día de las Peñas

Las entrañas de Riazor se tuvieron que remover cuando a poco menos de una hora para el inicio del partido más de mil gargantas entonaron con fuerza el grito "Forzar Dépor, oé!" durante más de un minuto. Hasta los dos pequeños grupos con camisetas amarillas que disfrutaban del Día de las Peñas en las proximidades del estadio estuvieron a punto de sumarse al cántico. Se encontraban a gusto, pero no era para tanto. Sin embargo, alguno de los seguidores cadistas si se animó cuando los presentes realizaron el emotivo recordatorio a Jimmy: "Jimmy vive!". Fue una especie de despedida de un acto que se inició a mediodía y murió a la conclusión del partido. El vestuario deportivista tuvo que escuchar ese grito, también los visitantes. Quizás estimuló más a los futbolistas amarillos.

Palco con música, hinchables para los más pequeños, churrasco, pulpo y cerveza, mucha cerveza. El sol decidió sumarse a la fiesta en forma de anuncio de que el verano se acerca. Difícil de calcular la cantidad de gente que circuló por la calle Almirante cadarso y los aledaños. Más de dos mil personas, seguro.

Fiesta, ilusión, alegría, pero seis horas más tarde de que los altavoces empezasen a sonar apareció de nuevo el rostro de la realidad. Los futbolistas no dan más de sí y los resultdos negativos se acumulan. Unha cidade que vibra por ti, decía una de los tifos que expusieron los Riazor Blues en la grada de Maratón Inferior. Esa entrega tampoco esta vez obtuvo recompensa.

Y cuando se dispute el próximo partido en Riazor, con el Mallorca como rival, habrán transcurrido más de cuatro meses sin que la parroquia disfrute de un triunfo en su casa. ¡Cuatro meses! Muchísimo tiempo para un equipo que necesita ascender y que, además era el máximo favorito para lograrlo directamente. Ahora, victims de la desilusión, pocos confían en que puedan disputar la promoción de ascenso. Son hechos. Ni tan siquiera pudo resultar como le gustaría el homenaje que los Blues le dedicaron a Carlos Cela, Faluya, desaparecido hace unas dos semanas y que hace poco recordaba el partido del Albacete. El último triunfo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes