19 de noviembre de 2019
19.11.2019
La Opinión de A Coruña

Una embarcación cubierta de "oro" arriba a A Coruña

El casco del 'Bellami.com'., revestido con vinilo dorado, simula al más preciado de los metales

19.11.2019 | 19:32
Un yate de "oro", en A Coruña.

El lujo que derrocha el mundo de los megayates no conoce límites. De la carrera iniciada hace años por estrenar el de mayor eslora se ha pasado a la reciente moda por cascos algo inferiores de tamaño pero con más extravagancias en el interior, desde una piscina de agua salada que atraviese de proa a popa a una sala de cine IMAX o embarcaciones auxiliares que vayan detrás cargando con todos los juguetes acuáticos imaginables. En este frenesí se enmarca una tendencia representada por un barco que llegó este martes A Coruña, el Bellami.com, destacado por la prensa especializada del sector por envolver su costado en un vinilo dorado, un embellecimiento inhabitual en buques de esta eslora (53 metros).

Consignado por Incargo Galicia, el Bellami.com llegó procedente del norte.  Fue en la ciudad italiana de Livorno donde el antes llamado Kinta sufrió la llamativa transformación encargada por sus nuevos propietarios, una compañía estadounidense comercializadora de extensiones de cabello.

LuxWrap está especializada en el acabado de yates en vinilos pero nunca hasta este último encargo había abordado una intervención de tal magnitud. "Esta técnica era muy popular en los automóviles y embarcaciones de pequeño porte pero hasta hace dos años nadie creía que fuera posible la idea de dorar yates más grandes debido a la complejidad del proceso y los altos costos del material", explicaba hace unos meses el fundador de la firma británica.

En total se revistieron de "oro" 600 metros cuadrados de los costados del Bellami con vinilo efecto espejo para lo que necesitaron 13 días, tres más de los previstos a causa del mal tiempo en Port Viareggio y la petición en el último momento de los dueños de dorar también las embarcaciones auxiliares y motos acuáticas. Sobre el tiempo en ejecutar insiste mucho el portavoz de LuxWrap al asegurar que el pintado tradicional lleva bastante más días y hasta insinúa que en precio casi lo iguala pero sin revela cuánto cobró por el trabajo.

Solo que el casco de este barco no parece que se haya remozado así, con un tuneo tan llamativo, por simple capricho de sus dueños. Todo indica que forma parte de una estrategia de marketing de BellamiHair consistente en una ruta publicitaria por puertos muy exclusivos del Mediterráneo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es