10 de marzo de 2020
10.03.2020
El proyecto del nuevo viaducto de A Pasaxe | El impacto sobre el tráfico

Cómo circular por el futuro puente

La ampliación del viaducto de A Pasaxe supondrá importantes cambios en el tránsito entre ambas orillas de la ría debido a la modificación de los enlaces actuales

09.03.2020 | 21:00
Vista del puente de A Pasaxe sobre la ría de O Burgo desde el monte Mero.

Acabar con los atascos y accidentes que se producen en el puente con excesiva frecuencia es el objetivo prioritario que persigue la ampliación de ese viaducto. Además del incremento del número de carriles, el proyecto incorpora como novedades la construcción de un nuevo paso elevado sobre la glorieta de A Pasaxe que enlazará la avenida del mismo nombre con la entrada al puente, evitando circular por la rotonda. La salida hacia Santa Cristina se hará por un nuevo paso elevado situado ahora a la derecha del puente y en el acceso a la playa habrá un puente bajo la rotonda

El puente de A Pasaxe es un paso casi inexcusable cada día para decenas de miles de viajeros que se desplazan entre A Coruña y las áreas sur y este de su área metropolitana. La configuración actual de este viaducto obliga a efectuar a los conductores una serie de maniobras en función del lugar al que se dirigen, pero los técnicos han apreciado que algunos de estos movimientos son contraproducentes.

De acuerdo con esta observación, la ampliación proyectada modificará de forma sustancial algunos de los recorridos que ahora se realizan por el puente, ya que el nuevo diseño de esta infraestructura prevé la ejecución de obras que cambiarán la forma mediante la que se entra y se sale de ella. A continuación se detallan las diferentes opciones para circular que habrá en A Pasaxe cuando el nuevo puente, que contará con cuatro carriles por cada sentido del tráfico, entre en servicio.

Avenida de A Pasaxe-San Pedro de Nós. Los vehículos procedentes de A Coruña a través de esta vía acceden ahora al puente después de rodear la glorieta y entran por el carril derecho. Una vez allí pueden seguir por ese mismo carril o pasar al del centro, aunque la mayoría permanece en el mismo hasta traspasar el viaducto. Con la ampliación ya no habrá que pasar por la glorieta, ya que un nuevo paso elevado sobre la misma enlazará de forma directa la avenida con el arranque del puente. Esta actuación implicará también la demolición y reconstrucción de parte del viaducto que sobrevuela la glorieta para ajustarlo a las necesidades del proyecto. Ya dentro del puente, para dirigirse hacia San Pedro de Nós habrá que situarse en los dos carriles del lado izquierdo, puesto que un paso subterráneo, también de nueva construcción, evitará la intersección en la superficie al llegar al territorio de Oleiros. Esto implica un cambio radical con respecto a la actual situación, que obligará a los conductores a adaptarse, pero el objetivo es acabar con las retenciones y accidentes que se producen ahora en la glorieta al cruzarse los vehículos que proceden de diferentes direcciones.

Avenida de A Pasaxe-Santa Cristina. Para dirigirse tanto a la playa como a la carretera que se dirige hacia Santa Cruz en este momento hay que rodear la glorieta y luego pasar a los carriles izquierdo o central desde el derecho, lo que ocasiona frecuentes problemas en el puente. El nuevo paso elevado desembocará en el segundo carril por la derecha del viaducto, en el que la salida hacia Santa Cristina estará situada en ese margen, en lugar de a la izquierda, como sucede ahora. Allí, un nuevo paso elevado que sustituirá al existente enlazará con la carretera que se dirige hacia las playas, habitualmente congestionada en la época estival. Para tratar de reducir ese problema, el proyecto prevé la construcción de un túnel bajo la glorieta de entrada a Santa Cristina en dirección a Santa Cruz, que tendrá un único carril.

Avenida de Alfonso Molina-San Pedro de Nós. El tráfico que sale de A Coruña por esta vía también cambiará el lado del puente por el que enlaza con la carretera de Madrid, aunque ahora no tendrá que variar de carriles, ya que permanecerá a la izquierda para introducirse en el nuevo túnel. Los vehículos procedentes de la avenida de A Pasaxe no afectarán a este flujo de circulación, ya que el paso elevado que se construirá sobre este punto les dejará en los carriles de la derecha.

Avenida de Alfonso Molina-Santa Cristina. El volumen de vehículos que toma esta dirección desde A Coruña es mucho menor que el que sale hacia San Pedro de Nós, por lo que serán los únicos que tendrán que cambiar de carril para acceder al paso elevado de la derecha mediante el que se incorporarán hacia la carretera de Santa Cristina, donde podrán optar por dirigirse hacia esa playa a través de la glorieta o continuar hacia Santa Cruz mediante el paso subterráneo.

Santa Cristina-avenidas de A Pasaxe y Alfonso Molina. La duplicación del puente actual hacia la boca de la ría obligará a la demolición del edificio comercial Copigal, cuyo espacio será ocupado por los cuatro carriles que se añadirán al viaducto. Esta mayor anchura proporcionará dos carriles a la circulación desde Santa Cristina hasta llegar al lado coruñés del puente en lugar del único que existe ahora, lo que agilizará la circulación. Quienes tomen Alfonso Molina deberán pasar a los dos carriles de la izquierda.

San Pedro de Nós-avenidas de A Pasaxe y Alfonso Molina. El paso subterráneo bajo el cruce existente en el extremo oleirense del puente hará desembocar a los vehículos en los dos carriles de la izquierda. Los vehículos en dirección a Alfonso Molina podrán seguir como ahora por ellos, mientras que si se dirigen a la avenida de A Pasaxe ahora contarán con un carril más a su derecha.

Accesos peatonales. El nuevo puente no solo tendrá aceras más anchas y carriles bici a ambos lados, sino que además se comunicará con los paseos marítimos de la ría a través de una pasarela en Perillo y dos en A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es