05 de junio de 2020
05.06.2020
La Opinión de A Coruña
Antigua cárcel Comercio y hostelería

Concello y Xunta acuerdan un convenio para la intermodal, a falta del visto bueno de Adif

El Ayuntamiento prevé licitar las obras de acceso antes de fin de año - El Pleno aprueba por unanimidad un cambio en el plan general que permitirá conectar Os Mallos con A Sardiñeira

05.06.2020 | 01:26

El concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, avanzó ayer en el Pleno que el convenio que regirá las obligaciones de Adif, Concello y Xunta en la construcción de la intermodal están ya en su última fase y que pronto podrían ver la luz. La Xunta confirmó a este diario que existe un acuerdo ya entre la Administración autonómica y la municipal para desbloquear esta infraestructura y que están a la espera de que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) se posicione sobre este borrador.

"La Xunta y el Concello llegaron a un acuerdo sobre la última propuesta de convenio de la estación intermodal de A Coruña, estando a la espera de que Adif traslade su conformidad o sus consideraciones", explicaron ayer fuentes de la Consellería de Infraestruturas. Fue, según explicó Villoslada a este diario tras el pleno, el pasado martes cuando la Xunta le dio el visto bueno al documento y espera que sea la próxima semana cuando Adif le dé la aprobación a la redacción final.

Este convenio será el que establezca cuáles son las obligaciones de cada Administración en el proceso de construcción de la intermodal y contendrá un anexo en el que se establecerán las inversiones que les corresponden. En total, según explicó Villoslada ayer en el Pleno estos trabajos suponen una inversión directa de unos 80 millones.

"Para nosotros es importante cerrar el convenio porque lo engloba prácticamente todo, dice cómo van los accesos, cómo se interrelacionan los dos proyectos constructivos, tanto el de remodelación de la estación ferroviaria, por parte de Adif, como la implantación de la estación de autobuses por parte de la Xunta, cómo va a funcionar el parque subterráneo que tiene que ir debajo de la estación de buses, quién gestiona cada parte... Va también otra cuestión importante, que es la referente a los usos no ferroviarios asociados a la intermodal pueden figurar ahí", explicó ayer Villoslada.

En lo que toca al Concello de A Coruña, que es la reorganización de los accesos, el Pleno dio ayer un paso más, ya que aprobó por unanimidad una modificación puntual del plan general en la zona de A Sardiñeira Este cambio, según recordó ayer Díaz Villoslada, es heredado del anterior Gobierno local, con Marea Atlántica en la Alcaldía. El Gobierno local prevé licitar las obras de los accesos, tanto los de la avenida do Ferrocarril como los de A Sardiñeira, antes de que se acabe este año.

El cambio aprobado ayer hace referencia al polígono 29, aunque, según comentó Villoslada, la más importante será la siguiente, la del 30, que está ahora en trámite de evaluación ambiental y que es la que atañe a la estación ferroviaria. Cuando la Xunta resuelva este trámite, el Concello iniciará el procedimiento para llevar al Pleno la aprobación inicial de su modificación en el plan general, para poder quemar etapas.

El documento aprobado ayer en relación al polígono 29 protege las edificaciones habitadas preexistentes y su integración en el paisaje que conformarán los nuevos volúmenes, una medida que fue celebrada no solo por el PSOE sino también por el anterior concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, y por la portavoz del BNG, Avia Veira, que también defendía que la intermodal no "arrasase" con todo, tal y como se había hecho con otras grandes obras de la ciudad.

Este proyecto cuenta con una reserva del 40% para vivienda protegida y, si bien aumenta las alturas de las construcciones, permite liberar más espacio en superficie para uso público, según explicó ayer Villoslada en la sesión plenaria.

Defendió, además, que esta reordenación de las inmediaciones de la futura estación intermodal permitirá conectar el barrio de Os Mallos con la avenida de A Sardiñeira para que no existan "cortes" en la ciudad, así como dotar a este núcleo, con una alta densidad de población, de nuevos servicios. Los viales que conectarán la avenida de A Sardiñeira con la de Arteixo contarán con zonas verdes, rotondas y un carril bici. Villoslada aseguró que sería una zona más amable, y con una plaza de A Sardiñeira "mejor definida" de lo que está ahora.

A pesar de su voto a favor, el concejal del PP y predecesor de Varela en la cartera de Urbanismo, Martín Fernández Prado, se quejó ayer de que nada quedase del proyecto que había presentado su partido y que fue modificado durante el mandato de Marea Atlántica, con el visto bueno de la entonces ministra (también del PP) Ana Pastor. La concejala Mónica Martínez debutó ayer como portavoz y única representante del Grupo Mixto después de que esta semana anunciase que se había dado de baja en Ciudadanos, la formación con la que concurrió a las elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es