13 de junio de 2020
13.06.2020
La Opinión de A Coruña
13.06.2020 | 00:35

La remodelación de los Cantones se realizará en cinco fases y nueve áreas de intervención

La peatonalización de la calle Compostela será la primera actuación tras lo que se acometerá de forma progresiva la reforma del espacio entre la Marina y la plaza de Mina a partir del edificio de Correos

El estudio elaborado por los arquitectos Xosé Manuel Vázquez Mosquera y Carmen Calatayud para la remodelación de los Cantones plantea la realización de las obras, que serán licitadas entre este año y el próximo, en cinco tramos diferentes y mediante nueve áreas de intervención con el fin de favorecer su desarrollo. Los autores del trabajo consideran que este sistema hará posible contar con espacios concluidos a lo largo del proceso, que se espera completar antes de las próximas elecciones municipales, de forma que la ciudadanía vaya percibiendo los resultados de la transformación efectuada.

También advierten de que esta fórmula proporciona "poca elasticidad" en cuanto a la inversión, por lo que proponen dividir en varias unidades de ejecución cada una de las fases cuando sea posible. Los técnicos defienden que el inicio de la peatonalización se lleve a cabo en la zona de contacto con la Marina, donde ya existe ese modelo de circulación limitado al transporte público y la bicicleta, aunque previamente se ejecutará la proyectada en la calle Compostela para enlazar esta área del centro con la plaza de Lugo. A continuación se detallan cada una de las fases y unidades de ejecución propuestas y las obras previstas en cada una de ellas.

Fase I. Calle Compostela. Vázquez Mosquera y Calatayud sugieren el inicio de las obras en este lugar debido a la congestión peatonal que padece a determinadas horas, así como por estar aislada del resto de los lugares en los que se ejecutará el proyecto. Los arquitectos recuerdan que las peatonalizaciones provisionales realizadas en la Semana de la Movilidad de 2018 y en las pasadas navidades demostraron su viabilidad y que el hecho de que solo cuatro metros de la calle, en su contacto con la plaza de Mina, queden dentro del plan urbanístico del casco histórico, facilita la tramitación administrativa de las obras necesarias.

Fase II. Plaza de la Aduana y avenida de la Marina. En este sector se definen tres áreas de intervención diferentes, la primera de las cuales será la de la calle Manuel Casás, que separa el edificio de Correos del que alberga al teatro Colón y la Diputación. En esa zona tan solo se colocará nuevo mobiliario urbano, ya que el proyecto plantea la ubicación de forma provisional en esa calle de la nueva parada de los autobuses interurbanos, por lo que no habrá una afección importante al actual pavimento y al tráfico actual. Otra de las intervenciones será la de la plaza de la Aduana, espacio comprendido por la zona de la avenida de la Marina entre la Subdelegación del Gobierno, Correos y el teatro Colón, donde desaparecerá la actual rotonda para que el cambio de sentido de los vehículos se realice en torno a Correos. También se eliminará el acceso de vehículos al aparcamiento subterráneo existente en ese punto, que apenas tiene uso tras la peatonalización de la Marina. Esta unidad permitirá que los autobuses interurbanos puedan girar, por lo que se considera el momento idóneo para trasladar allí la parada de Entrejardines. La última área de esta fase será la de la avenida de la Marina hasta su conexión con el Cantón Grande, donde las aceras se ampliarán para dejar solo un carril de tráfico en cada sentido.

Fase III. Aparcamiento subterráneo. Antes de que se instale la nueva pavimentación del Cantón Grande será necesario realizar las obras previstas en el parking, donde se suprimirá la salida de vehículos a la altura de la parada de taxis y el acceso peatonal existente a esa altura quedará en medio de la acera y consistirá en una gran marquesina con forma de grada, aunque antes de instalarla la nueva calzada tendrá que estar ya disponible. Al otro lado de la calle se mantendrá el acceso rodado al estacionamiento y se instalará un ascensor para personas con problemas de movilidad.

Fase IV. Cantón Grande y Entrejardines. La primera de las tres intervenciones diseñadas afectará a la avenida, donde se instalará el nuevo pavimento y mobiliario urbano. La segunda área se desarrollará en Rúa Nova, ya que su peatonalización, ensayada en la Semana de la Movilidad de 2017, no hará necesarias obras, aunque se propone eliminar los bordillos elevados existentes ahora en el suelo, y coincidirá con el inicio de la actuación de la unidad anterior. Entrejardines será la última actuación de esta fase y supondrá la creación de una plaza peatonal entre los dos sectores de Méndez Núñez tras la retirada de la parada de los buses interurbanos.

Fase V. Cantón Pequeño, plaza de Mina y Santa Catalina. Los dos primeros espacios constituirán una área de intervención en la que se modificará el espacio para permitir el giro a la izquierda desde Juana de Vega hacia los Cantones, lo que evitará que los buses urbanos tengan que hacerlo por Santa Catalina. La calzada también quedará aquí con solo un carril por sentido gracias a la ampliación de las aceras. Tras la supresión del paso de los autobuses, Santa Catalina será peatonal desde los Cantones hasta el cruce con Durán Loriga, cuyo tráfico solo podrá salir hacia San Andrés al cambiar de sentido la primera de estas calles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook