Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello abrirá una oficina de atención a los refugiados ucranianos y pide viviendas a la Sareb

Ofertará seis pisos municipales a familias que escapan de la guerra || El banco malo estudiará la propuesta

17

Inés Rey y Yoya Neira visitan la sede de Cruz Roja en A Coruña Casteleiro / RollerAgencia

El Gobierno local pondrá en marcha en la calle Matadero la Oficina Municipal de Atención ao Pobo Ucraíno (Omapu), en las actuales instalaciones del Espazo de Iniciativas Xuvenís, para dar soporte a las familias que lleguen a la ciudad escapando de la guerra. Este servicio municipal prestará asesoramiento e informará a los refugiados y lo hará con un servicio de traducción “para que el idioma no sea una barrera”, según informó ayer la alcaldesa, Inés Rey, durante su visita a las nuevas instalaciones de Cruz Roja. Iniciará su actividad esta semana.

El personal municipal acompañará a los beneficiarios en los trámites que tengan que hacer ante las diferentes administraciones y coordinará el trabajo con todas las entidades que prestan servicio en la ciudad al pueblo ucraniano.

El Ayuntamiento pondrá a disposición de estas familias, esencialmente madres con menores a su cargo y también mujeres mayores, seis viviendas municipales y solicitará a la Sareb que ponga a disposición de esta iniciativa todo el parque inmobiliario del que cuenta en la ciudad. Preguntada la Sareb por esta cuestión, fuentes de la institución aseguraron ayer a este diario que todavía no habían recibido la solicitud formal, pero que, en cuanto llegue, la estudiarán.

A disposición de estas familias se pondrán las ayudas municipales de emergencia y también las de la fundación Emalcsa, A Flote, “para cubrir las necesidades básicas que puedan tener en tanto que pasan a tener reconocida su condición de refugiados por el Ministerio y estén ya cubiertos económicamente”, ha relatado la alcaldesa. Será el Ayuntamiento quien costee sus gastos básicos durante los primeros días en la ciudad. El Concello pondrá también en marcha un servicio de atención psicológica para las familias que vayan llegando a la ciudad y un servicio de acompañamiento para que les ayude a seguir adelante tras la dramática huida de su país. Sobre cuánto tiempo estará abierta esta oficina, la alcaldesa aseguró que lo hará durante el tiempo que sea necesario y que espera que sea poco, porque eso significaría que el conflicto ha terminado. El Concello está en contacto también con las organizaciones sociales que prestan servicio en la ciudad a la población ucraniana. El delegado del Gobierno, José Miñones, hizo hincapié en la necesidad de que las administraciones se coordinen para dar la mejor respuesta posible a la crisis.

El Concello pondrá también en marcha un servicio de atención psicológica para las familias que vayan llegando a la ciudad y un servicio de acompañamiento para que les ayude a seguir adelante tras la dramática huida de su país

decoration

La concejala de Benestar Social, Yoya Neira, indicó ayer que a las administraciones ahora les toca “gestionar el caos de la salida masiva de refugiadosucranianos. “Vamos a poner a disposición de las familias que vayan llegando todos los recursos de los que dispone la Administración e iremos dando respuesta a las necesidades que vayan surgiendo”, comentó Neira, que indicó que los menores no acompañados serán responsabilidad de la Xunta y que las familias que se ofrezcan como acogedoras tendrán que pasar un filtro para garantizar su idoneidad.

Policía Local y Bomberos.

Los Bomberos de A Coruña y la Policía Local están recaudando fondos para ir la próxima semana a Polonia con ayuda humanitaria y volver con 25 refugiados. Para sufragar los gastos del viaje solicitan donaciones en la cuenta ES38 2100 4773 3902 0007 7330, con el concepto Axuda Refuxiados Ucraína.

Compartir el artículo

stats