Kiosco

La Opinión de A Coruña

O Parrote, solo para el baño

La normativa para la zona balizada prohíbe entrar a todo tipo de embarcaciones y a perros, así como nadar fuera del espacio marcado

Tres bañistas se zambullen en la nueva zona de baño de O Parrote, ya balizada. Víctor Echave

El lugar del paseo marítimo de O Parrote que es usado tradicionalmente para el baño gracias a la existencia de unas escaleras cuenta ya con el balizamiento instalado por el Concello para proporcionar una mayor seguridad a los bañistas. A pesar de que hasta el próximo día 15 no habrá servicio de socorrismo, los incondicionales de este punto costero siguen acudiendo allí para disfrutar del sol y el agua.

Panel informativo colocado en O Parrote.

Panel informativo colocado en O Parrote. Víctor Echave

Al lado de la escalinata ya se encuentra un panel colocado por el Concello en el que se detalla la normativa que se aplicará en la zona de baño cuando entre en funcionamiento de forma oficial. De acuerdo con ese indicador, en el espacio delimitado por las balizas no podrá entrar ninguna clase de embarcación, tanto con motor como las impulsadas por remos o velas, además de las tablas de windsurf, los esquiadores acuáticos y las motos de agua. También se prohibirá la estancia de perros en esa zona.

El panel muestra además la superficie ocupada por el área de baño y prohíbe la natación fuera del perímetro establecido por las balizas, ya que al tratarse de aguas portuarias, se corre el riesgo del paso de embarcaciones. También exhibe los puntos donde se ubicarán los salvavidas por si es necesaria su utilización.

“Es el primer día que vengo después de que pusieran todo esto y de momento me parece bien”, comentó ayer María del Carmen Mas, quien aprovechó un momento del día en que lució el sol para disfrutar de la nueva zona de baño. Según explicó, la instalación de las balizas le proporciona mayor seguridad, al igual que la próxima presencia de socorristas, aunque admitió que ella no se introduce muchos metros en el mar “pero hay personas que se van al fondo del todo y es un peligro”.

La pretensión de la Xunta de instalar una plataforma flotante le parece “por un lado bien”, aunque señaló que “por otro se va a llenar de gente y de juventud con botellones y ya veremos lo que resulta eso”. También recordó que aún permanece en el lugar el cartel que prohíbe el baño en O Parrote, que convive con el panel que lo autoriza.

“Hay gente que se queja de que la zona de baño tenía que llegar al castillo de San Antón, pero a mí me gusta así, me da más seguridad”, explicó por su parte José Rodríguez, quien coincidió en que “hay gente que se metía mucho y es un peligro por los barcos”.

En cuanto a la iniciativa proyectada por la Xunta, este bañista expresó su disconformidad con la plataforma para el baño “porque distorsiona la zona”. “No sé si va estar todo el invierno, porque en esa época el mar está más bravo y no sé cómo acabaría”, añadió sobre esa instalación.

Compartir el artículo

stats