Kiosco

La Opinión de A Coruña

Fotos que no apartan la mirada

Guillermo Heslop documenta en ‘Memento Mori’ los últimos meses de vida de su madre, con fotos “duras” que recuerdan una realidad de la que “preferimos evadirnos”

Fotografía en el hospital. GUILLERMO HESLOP

A sus 29 años, el fotógrafo afincado en A Coruña Guillermo Heslop es sobre todo conocido por sus imágenes de moda, el campo al que se dedica profesionalmente. Nunca había hecho fotografía documental, pero, cuando su madre enfermó de cáncer de esófago, le preguntó si podría registrar en imágenes la convalecencia, y “si lo podía exponer, acabara como acabara”. Ella falleció en junio de 2020, tras meses de lucha contra la enfermedad, y las imágenes que Heslop sacó durante el proceso conforman ahora la muestra Memento Mori (“Recuerda que morirás,” en latín), que se expone en Atelier de Fotografía (Plaza de la Cortaduría, 3), hasta el 28 de este mes.

La madre del fotógrafo, convaleciente. | // G. HESLOP

Documentan, explica Heslop, un proceso bien conocido pero en el que no nos gusta pensar. “La gran mayoría hemos tenido un conocido, alguien de la familia, un amigo” que ha pasado por un proceso similar, reflexiona el fotógrafo, si bien admite que “tendemos a evadirnos” del pensamiento de la muerte, “aunque al final siempre nos llegue, de vez en cuando”. Aunque el título, señala, no lo creó él, sino Pep Paramos, comisario de la muestra y uno de los responsables del Atelier. “Le dejé un poco de manga ancha sobre su punto de vista” indica el autor de las fotos.

El proceso no fue fácil. “Hice un checklist con las fotografías que quería sacar, pues si no estaba estructurado había algunas que no iba a hacer. Y, aunque estaba concienciado de que iba a ser duro y tenía que sacar equis fotos, hubo algunas que nunca fui capaz de hacerlas”. De las que sí, escogió las que consideró “más duras y continuaban con la narrativa de la historia”.

Parten desde el primer día en que ingresan a su madre, deshidratada y desnutrida, en el hospital. Tres de ellas cuentan un día de radioterapia. “Hay una en la que le estaban dando dolores internos y, a pesar de tener el parche de morfina, seguía fumando”, algo que Heslop cree que puede “ayudar a reflexionar”. Y “otra mirando al aire como si estuviera en su mundo, mi hermano cambiándole el parche de morfina con mi abuela al lado”. La muestra, que Heslop plantea “quizás” donar tras esta exposición, puede visitarse de lunes a viernes y de 17.30 a 21.30 horas.

Compartir el artículo

stats