Kiosco

La Opinión de A Coruña

Cuidadores de dependientes: A Coruña oferta ayudas para su bienestar

La subvención máxima por solicitante es de 500 euros | Permitirá contratar sustitutos y recibir asistencia física o psicológica

Una persona dependiente, en una silla de ruedas. Harald Schneider

Personas que se encarguen del cuidado de un dependiente de grado III y que tengan concedido un Plan Individual de Atención del Servicio Municipal de Asistencia en el Hogar podrán solicitar al Concello la concesión de una ayuda para favorecer el bienestar de cuidadores que fue aprobada este miércoles por la Junta de Gobierno Local y que alcanzará un máximo de 500 euros por cada peticionario.

Este programa forma parte de los acuerdos alcanzados entre el Ejecutivo municipal y el grupo de Marea Atlántica para la aprobación del presupuesto de este año y tiene un presupuesto de 250.000 euros, por lo que se estima que el número de beneficiarios puede llegar a 500.

La alcaldesa, Inés Rey, explicó que estas ayudas pueden ir destinadas a la contratación de sustitutos de los cuidadores con el fin de que estos descansen de su labor. Entre las actividades que podrán financiarse con las ayudas figuran la fisioterapia, incluida la prestada a domicilio, la terapia psicológica, la formación en el desarrollo de capacidades o habilidades para el cuidado de personas dependientes, la participación en terapias de grupo o en grupos de autoayuda, la gimnasia, natación terapéutica, yoga, pilates, Tai-chi, o cualquier actividad deportiva o lúdica que tenga como finalidad promover el movimiento y el ejercicio físico, así como los tratamientos de talasoterapia, masaje, relax y bienestar en spas, balnearios o instalaciones similares.

También detalló la alcaldesa que el plazo para solicitarlas concluirá el 16 de septiembre y que se concederán por orden de recepción, ya que no habrá concurrencia competitiva entre los aspirantes, que además las recibirán por anticipado con el fin de que no tengan que adelantar el coste del servicio que deseen disfrutar.

La iniciativa surge al considerar que los cuidadores son personas en situación de vulnerabilidad debido al desgaste físico y mental que padecen al asistir a grandes dependientes, ya que esta labor les genera además aislamiento social y pérdida de poder adquisitivo por tener que dejar sus empleos o verse obligados a reducir su jornada laboral.

Rey destacó que la puesta en marcha de las ayudas es una actuación pionera y que pretende “cuidar a aquellos que cuidan a otros y que asumen muchas veces una inmensa carga de trabajo” que intenta ser aliviada con este programa.

Compartir el artículo

stats