Kiosco

La Opinión de A Coruña

“Una farola, un hombre y muchas vacas”, en la primera foto de A Coruña

El Getty Museum de Los Ángeles atesora la imagen más antigua de la ciudad descubierta hasta ahora. Fue tomada por el irlandés Sir John Joscelyn Coghill, en 1858

La imagen más antigua de la ciudad; | // SIR JOHN JOSCELYN COGHILL (CEDIDA POR GETTY MUSEUM)

Es la fotografía más antigua de la ciudad conocida hasta ahora. La ubicación no está clara, aunque hay algunas pistas que pueden servir para identificarla y miles de teorías en redes sociales.

Descubierta en Los Ángeles la fotografía más antigua de A Coruña conocida. Sir John Joscelyn Coghill (Irish, 1826 - 1905)

La espita la abrió este martes Marisa Rey, que es aficionada a la investigación y a las fotos antiguas, cuando, después de mucha espera, pudo colgar la imagen en el Facebook Ollar Galicia. La encontró en el Getty Museum, en Los Ángeles, hace unos ocho meses, pero no fue hasta esta semana cuando la vio por primera vez.

Vista de Los Cantones, La Marina y la Ciudad Vieja, tomada a finales del siglo XIX. | // VALENTÍN MENDÍA

Sabía que existía y que estaba en el museo, que formaba parte del llamado Albumen Silver Print, de Sir John Joscelyn Coghill (Irlanda, 1826 -1905), y que se llamaba A Coruña, 1858; que era una “escena callejera” en la que había un hombre apoyado en una farola y que, en el suelo, yacían reses. Nada más. Pero sí que era anterior a la que apareció en una vivienda de la calle Tabernas, firmada por Antonio Avrillon (descubierta por el periodista Rubén Ventureira), y que, hasta ahora, era la decana de los retratos coruñeses.

Imagen parcial de María Pita Villar

“En la pandemia me aficioné a buscar fotos, me di cuenta de que había muchos fondos digitalizados de museos de todo el mundo, y que había imágenes desconocidas. Al principio, buscaba solo fotos de Galicia en los museos de España, pero después ya me fui a los de Europa y América, y empecé a publicarlas en grupos de Facebook y vi que a la gente le gustaba”, relata Marisa Rey, que se sorprendió al ver que había quien no sabía, por ejemplo, que Rosalía de Castro había tenido hijos y que lo había descubierto gracias a una publicación suya .

Imagen de la tumba de Sir John Moore. VICTORIA AND ALBERT MUSEUM

“En enero o febrero, me metí en este museo y vi que había esta foto de 1858. Yo ya sabía que era la más antigua de A Coruña, porque de esa fecha, de Galicia, solo hay fotos de Santiago. Y pensé que no podía ser, pero buscando en Google al fotógrafo, ya vi que sí, que había estado aquí y que había hecho dos fotos. Entonces, escribí al museo. Me dijeron que tardarían entre uno y tres meses, aunque la espera se fue alargando porque la foto era muy frágil”, comenta Rey que, por la manera de operar de esta institución, supone que compró el álbum en alguna subasta y que, tras un proceso de digitalización, la pondrá al servicio de todos los internautas, ya que todavía no está colgada en su web.

Rey recuerda que, desde que hizo la petición, cada dos o tres meses se ponía en contacto con el museo para saber si pronto le podrían mandar la imagen. “Solo sabía que salía un hombre y un montón de vacas, pensaba que igual salía la Casa Paredes o algún edificio emblemático, pero la casa no existe. Primero pensé que qué mala suerte, pero ahora creo que eso le da aún más importancia a la foto, porque siendo la foto más antigua de la ciudad, que la casa que sale no exista hoy en día, es interesante”, reconoce. Desde que la publicó no faltan teorías, como que puede ser en las inmediaciones de la plaza de Azcárraga, aunque ese número 50 que se puede ver en el cristal de la farola quizá aporte otra información más adelante.

El propio fotógrafo cuenta en el Journal of de Photographic Society, que hizo solo dos fotos en la ciudad, y no por voluntad propia, sino porque cuando estaba montando el equipo, un hombre vestido con uniforme que parecía policía le dijo que la toma de imágenes estaba prohibida porque la ciudad estaba siendo fortificada. Intentó hacerse un poco “sordo, ciego y tonto” —con el capitán Henry, que le acompañaba—, pero no le funcionó.

Antes de esta imagen pudo tomar otra en el jardín de San Carlos, cuando visitó el monumento erigido a Sir John Moore, que está, todavía, en paradero desconocido. “Como buen irlandés, fue ir a ver la tumba de Sir John Moore y a hacerle una foto, pero la debió de guardar en otro álbum porque, aunque la busqué por todas partes, no la encontré, así que, digitalizada y de fácil acceso, no está”, relata Rey, que no pierde la esperanza de encontrarla o de que aparezca por casualidad, como tantas otras.

“Ya encontré alguna foto más, no tan importante como esta, pero que para mí tienen significado también, como la más antigua del cementerio de San Amaro, que es de 1885 y que está en un museo francés, creo recordar”, comenta Rey, que encuentra en esta afición una manera de viajar y de conocer el pasado “sin salir de casa”.

Compartir el artículo

stats