Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El pleno aprueba las ocho horas gratis en las guarderías pese a la “incertidumbre jurídica”

El interventor indica que puede crear problemas para pagar a las concesionarias, a las que no se ha consultado | Los vecinos de otros municipios pasarán a beneficiarse de la gratuidad

Los ediles María García e Iago Martínez, de Marea, y el portavoz municipal, José Manuel Lage. | // CARLOS PARDELLAS

El pleno extraordinario de este martes respaldó por unanimidad la propuesta, pactada entre Marea y PSOE, de modificar el reglamento de las guarderías municipales para asegurar ocho horas gratis, dos más que las actuales y equiparándose a la oferta de la Xunta. La reforma aún no es efectiva, ya que los cambios deberán publicarse en el boletín oficial provincial y pasar por un plazo de exposición y alegaciones, pero, de acuerdo con fuentes del Gobierno local, la gratuidad se implantará “este curso” y “lo antes posible”. El interventor municipal, sin embargo, ha señalado que el cambio puede generar “incertidumbre jurídica y económica”.

Este reparo se debe a que el servicio de guardería lo prestan concesionarias en cuyo contrato se indica que debe prestar seis horas gratuitas, y pasar a ocho les supone dejar de cobrarle dos a los padres. El concejal de Hacienda y portavoz municipal, José Manuel Lage, indicó que “habrá que revisar los nuevos contratos, y se va a hacer”. Los contratos de las seis escuelas infantiles de la red municipal se adjudicaron este verano por 2,7 millones de euros y un periodo de tres años. Según fuentes de las guarderías, aún están pendientes de una primera reunión con el Ayuntamiento por este tema.

En este sentido, el interventor municipal indica que la gratuidad se hará efectiva cuando la reforma del reglamento se publique en el BOP y “transcurra el plazo legalmente establecido”, pero que podría darse el caso de que aún no se hubiesen modificado estos contratos. Esto es lo que genera la “incertidumbre”, ya que “se generarían gastos sin la debida aprobación previa”.

En cuanto a la cuantía de estos gastos, según figura en el expediente de la modificación, la Asesoría Jurídica municipal había pedido un informe “en el que se refleje la repercusión económica de la medida”, pero el interventor indica que “no consta” en el expediente, solo una estimación de la oficina presupuestaria que lo cuantifica en 267.000 euros anuales. El secretario municipal, por su parte, afirma que la entrada en vigor del nuevo reglamento debe conllevar “la modificación de los contratos de gestión” y la reserva de una cantidad para hacer frente al gasto.

Esta reserva debería incluirse en el presupuesto del año que viene, si llega a tiempo, o a través de una modificación, pero en todo caso es responsabilidad del Concello. El nuevo reglamento indica que el coste de las ocho horas diarias gratuitas será “financiado por el Concello en su totalidad, bien con fondos propios o con otros procedentes de otra administración”. Fuentes municipales señalan que la Xunta financia cada plaza con 169 euros, por lo que el aumento del contrato “no significa que se vaya a gastar más”, aunque no aclaran si prevén que la aportación autonómica cubra los 267.000 euros de gasto previsto.

Pese a que las fuerzas de la oposición presentes aplaudieron la medida, que, según Lage, beneficiará a cerca de 700 familias y “suple” las deficiencias de la red autonómica, que tiene las competencias, también criticaron la incertidumbre. Desde el PP, Juan Carlos Varela citó al interventor y preguntó si la gratuidad de ocho horas tendrá “efectos retroactivos”, y la concejala de Marea Silvia Cameán reclamó “modificar los contratos a la mayor brevedad”.

La edil nacionalista Avia Veira recordó que falta un “estudio económico de cómo va a impactar” la reforma, y la edil no adscrita, Isabel Faraldo, habló de “precipitación” al tomar la decisión. La otra concejala no adscrita, Susana Soneira, no estaba presente; hasta ahora solo ha acudido al pleno en el que tomó posesión.

Gratis para los no vecinos

El nuevo reglamento, además de ampliar el horario gratuito, también extiende esta ventaja a las personas que no estén empadronadas en el municipio, pues esto “carece de sentido” ahora que hay gratuidad en el conjunto de las escuelas gallegas, según figura en el acuerdo de modificación aprobado; cuando se aprobó el sistema original, la Xunta aún no había hecho gratis el servicio.

Entre otros cambios menores, el nuevo reglamento también establece que las escuelas infantiles de la red municipal abrirán “un mínimo de diez horas diarias”, mientras que hasta ahora eran ocho, y de ellas, ocho pasan a ser de atención escolar (antes eran seis). También se han reducido para futuros contratos las exigencias de titulación para el personal que da clases de aproximación al inglés; antes tenían que tener un C1, titulación que se ve “excesiva” para niños de 0 a 3 años, y ahora bastará con un B2.

Compartir el artículo

stats