La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La planta de Enerfín en el puerto exterior de A Coruña proyecta suministrar hidrógeno a los autobuses urbanos

El plan de la filial de Elecnor, para el que solicita evaluación ambiental, prevé la aplicación de combustible renovable para el transporte pesado de mercancías y la maquinaria portuaria y analizará su posible uso en vehículos ligeros

Un autobús de hidrógeno en un recorrido piloto por la Marina el pasado mes de agosto. | // VÍCTOR ECHAVE

La empresa Enerfín, la filial de energías renovables de Elecnor, uno de los principales grupos de ingeniería y construcción españoles, inició en el verano de 2021 los trámites para instalarse en punta Langosteira con el proyecto de construir una planta de hidrógeno verde para usarlo como combustible para vehículos pesados de mercancías y maquinaria que opere en el puerto exterior de A Coruña. El objeto de su plan se extiende a los autobuses urbanos, que se alimentarían también con hidrógeno verde, según consta en el estudio de impacto ambiental que la empresa ha remitido a la Consellería do Medio Rural. El Diario Oficial de Galicia publicó ayer el anuncio por el que se somete a información pública la solicitud de autorización ambiental integrada y el propio estudio ambiental.

Enerfín prevé invertir 2,6 millones de euros para construir la planta de hidrógeno verde en la dársena exterior. De este presupuesto, 1,8 millones se destinarían a los equipos industriales necesarios para la instalación, que recibe la denominación de Green H2 Langosteira. Para el suministro de hidrógeno, la planta dispondrá de un grupo de dispensadores o surtidores de combustible para la recarga de camiones y autobuses.

Enerfín participó el verano pasado en un proyecto piloto de movilidad sostenible testado por la Autoridad Portuaria durante una semana en el que un autobús urbano propulsado por hidrógeno renovable suministrado por Repsol fue probado por la Compañía de Tranvías. El vehículo, con motor eléctrico y con cero emisiones de dióxido de carbono, cubrió el trayecto de la línea 1, entre el hospital Abente y Lago y la plaza Pablo Iglesias. La prueba formó parte del proyecto A Coruña Green Port, a través del cual el Puerto desarrolla su estrategia centrada en las nuevas energías y la descarbonización de la industria, y a la que se han adherido Repsol, Tranvías y Enerfín.

La concesionaria del transporte público admite que la posible utilización de energías renovables forma parte de su línea de trabajo, en la que ya ha probado otros vehículos eléctricos. “Desde la Compañía de Tranvías se viene estudiando el uso de cualquier tipo de combustible mediante energías verdes y se han venido haciendo diferentes pruebas con modalidades de propulsión dentro del plan de movilidad sostenible de la empresa. En esta línea, no se descarta el uso de hidrógeno verde en los vehículos de la flota de la compañía a través de cualquier fuente de distribución”, valoran fuentes de la empresa.

El Puerto, por su parte, destaca a través de sus fuentes que las pruebas realizadas hasta ahora con energías renovables han dado “buen resultado” y permiten tener perspectivas “positivas de cara al futuro” de la estrategia Green Port.

El estudio de impacto ambiental redactado por Enerfín añade que “en una etapa posterior del proyecto se analizará la posibilidad de instalar un dispensador de hidrogeno para vehículos ligeros”.

Enerfín presentó su proyecto en 2022 a una convocatoria de ayudas de fondos europeos convocada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, aunque quedó fuera de la adjudicación provisional en el mes de diciembre pasado. Tampoco consiguió financiación otra iniciativa de hidrógeno verde para punta Langosteira, la que presentó Armonia Green Galicia.

El puerto interior y el de Ferrol, ubicaciones descartadas

El estudio de impacto ambiental de Enerfín Renovables para su planta de hidrógeno refleja tres alternativas de ejecución del proyecto. Una se correspondía con el puerto interior de A Coruña, del que se señala que “no posee conexión directa a fuente de energía renovable” y que en la zona es “difícil la localización de parcelas libres”. Otra alternativa fue el puerto de Ferrol, del que se apunta también la falta de “conexión directa” a las mismas fuentes renovables. La alternativa 03 fue la seleccionada, la de punta Langosteira, en una ubicación favorable que “además cuenta con acceso directo a fuente de energía renovable y suelo disponible para su construcción”. “Con la opción de ejecución seleccionada se logra la consecución de la finalidad perseguida, así como la generación de impactos negativos ambientales asociados a la construcción y actividad industrial dentro de los ratios de control normativo”, apunta el estudio.

Compartir el artículo

stats