La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Concello prevé recaudar un 10,2% menos de lo presupuestado en impuestos en 2022

Estima que ingresará 18,1 millones menos de lo que calculó inicialmente entre tributos directos e indirectos, tasas y multas | La cantidad pendiente de cobro es de 16 millones

Oficinas municipales de Facenda. Aguete

La liquidación del presupuesto municipal del año pasado refleja que el Gobierno local previó recaudar finalmente mediante los impuestos y tasas 159,5 millones de euros, cuando la cantidad que había incluido en el presupuesto fue de 177,7 millones. Los 18,1 millones de diferencia suponen un desfase del 10,2%, pero no es la que realmente está pendiente de cobro, ya que de los 159,5 millones que se estimó finalmente que se ingresarían quedan por entrar en las arcas municipales 16 millones.

La inclusión de esa cantidad en ese capítulo no implica que no llegue a ingresarse en su totalidad, ya que una parte estará aún pendiente de cobro por no haber concluido la tramitación de los recibos antes de finalizar 2022 y otra corresponderá a los contribuyentes e infractores que opten por no cumplir con sus obligaciones.

El presupuesto aprobado para el año pasado fijó de forma definitiva unos ingresos de 104,6 millones por impuestos directos, pero tras anularse 7,5 millones y cancelarse 54.400 euros, la cantidad que figura como derechos reconocidos netos por este concepto es de 98,5 millones. Tras cerrarse el presupuesto, la recaudación obtenida por estos tributos tenía pendiente de cobro al término del año 7,3 millones.

Los impuestos indirectos debían proporcionar al Concello 12,2 millones, de acuerdo con las últimas previsiones efectuadas, aunque luego se incrementaron y finalmente 3,2 millones quedaron anulados y dejaron los derechos reconocidos netos por este concepto en 11,1 millones. La mayor parte de esa cantidad fue ingresada, ya que al cierre del ejercicio solo quedaban por cobrar 788.352 euros.

Por tasas y otros ingresos, entre los que se encuentran las multas de todo tipo impuestas por la administración municipal, la previsión definitiva se situó en 60,8 millones. Pero posteriormente esa cantidad se redujo y además se anularon 450.000 euros y se cancelaron 22.000 más, de forma que los que debían ingresarse realmente serían 49,9 millones. De ellos todavía no se han cobrado 7,8 millones.

El Gobierno local previó ingresar un 51% más en 2022 por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), por lo que el interventor municipal le advirtió de que sería “recomendable una previsión más prudente” al resultar difícil hacer un “cálculo razonable y ajustado” ante la “situación económica y geopolítica”.

Sobre el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), consideró que estaba “un poco sobrevalorado” porque preveía el ingreso de 12 millones frente a los 12,22 de 2021, en el que solo se ingresaron 10,8 millones. La plusvalía redujo sin embargo su previsión de los ingresos de 8,67 a 6,5 millones por la “imposibilidad” de calcularlos tras la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló la fórmula con la que se calculaba antes este tributo.

Los ingresos por multas de tráfico se estimaron en 8 millones, un 15,9% más que el año anterior, en el que aún había restricciones por la pandemia. Del resto de sanciones municipales, para las impuestas por infracciones urbanísticas se calculó un descenso desde los 100.000 euros a los 30.000 euros, mientras que para las tributarias se mantuvieron en 100.000 euros y las restantes se redujeron a 800.000 euros frente a los 1,2 millones del año anterior.

Compartir el artículo

stats