El carralés Xosé Zapata convence a Woody Allen para producir y actuar en su corto

Será una pieza de animación realizada entre Galicia y Estados Unidos

El ajedrez y la partida del siglo entre Bobby Fischer y el ruso Boris Spassky en 1972, eje de la acción

Xosé Zapata, con Woody Allen.

Xosé Zapata, con Woody Allen. / Cedida por X. Zapata

Mar Mato

Hace mucho tiempo atrás, el mundo tampoco era una meseta de paz. En él, se había levantado el denominado telón de acero que dividía ideológica y políticamente el planeta en los países simpatizantes con Estados Unidos, los estados alineados con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los países no alineados (los que defendían su neutralidad en esta Guerra Fría). La tensión entre los dos primeros bloques era tal que hasta una partida de ajedrez entre EEUU y la URSS podía rozar el conflicto bélico. Un ejemplo de ello se vivió en la denominada “partida del siglo” entre los jugadores Bobby Fischer y Boris Spassky en 1972. Lo que ocurrió en esa confrontación de alfiles y reinas es el eje del corto de animación La silla de Mr. Fischer, del gallego Xosé Zapata. Este cineasta ha convencido al mítico Woody Allen para ser su único actor además de producir la pieza.

Zapata confiesa que ha vivido una “ensoñación” desde que le dijeron “que Allen haría el corto hasta que se grabó” su voz en off para él. “No sabía si aquello que me estaba pasando era una cámara oculta. Era alucinante, excepcional, que pasase. Cuando le comenté a un amigo que Woody Allen iba a coproducirme un corto me respondió: ‘Eso es imposible’”.

En cuanto a su intervención como intérprete del director de Vicky Cristina Barcelona, Match point o Poderosa Afrodita, señala que “Woody Allen no es un actor normal. Si me dices George Clooney o Antonio Banderas, ellos pueden estar más o menos abiertos a colaborar en un corto que les pueda interesar pero Allen nunca lo había hecho. Esto es único y es lo que le da valor a esta colaboración”.

La previsión es que la producción del corto comience entre finales de este año y principios de 2024. En él, Woody Allen presta su voz en off durante los siete minutos del metraje. “Seguramente utilizaremos técnicas de inteligencia artificial para la realización de la animación”, señala Xosé Zapata, quien confía en que esté rematada la pieza el próximo ejercicio.

El director coruñés Xosé Zapata prepara un corto con Woody Allen alrededor del ajedrez.

El director coruñés Xosé Zapata prepara un corto con Woody Allen alrededor del ajedrez. / X.Z.

“El corto trata sobre el Campeonato del Mundo de Ajedrez de 1972. Fue un punto fundamental en la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y tuvo una anécdota que nosotros explicamos en la película que es alegórica sobre lo que fue el enfrentamiento entre las dos potencias”, explica Zapata, para quien el filme “engancha con la biografía de Woody Allen con referencias a algunas de sus películas”.

Hace justo un año se inició el contacto con el realizador norteamericano. “Contacté con su productora mientras estaban filmando su última película en Europa, Golpe de suerte, en París. Fueron aceptando pero no pudimos ir a la capital francesa para hacer la grabación y tuvimos que dejarlo para principios de este año en Nueva York. En animación, lo primero que se hacen son las voces”, detalla Zapata.

Cartel del corto de Zapata coproducido por Woody Allen.

Cartel del corto de Zapata coproducido por Woody Allen. / LOC

Respecto a por qué se empecinó en convencer a Woody Allen para el proyecto, Zapata reconoce que “fue una idea peregrina mía. Un día pensé en quién podía hacer la voz en off de un corto con toque de comedia, que fuese norteamericano y que le gustase el ajedrez. Pensé en él porque fue jugador, lo incluyó en su filmografía y creía que le podía interesar”.