El fin del saneamiento de O Burgo se retrasa de diciembre a abril, pero los mariscadores cobrarán todo el período

El Gobierno explica la ampliación por las “abundantes lluvias”, que dificultaron la tarea de limpieza de lodos

Visita a la obra de O Burgo, este jueves, con Rioboo tercero por la izquierda y Rivas a la derecha.   | // IAGO LÓPEZ

Visita a la obra de O Burgo, este jueves, con Rioboo tercero por la izquierda y Rivas a la derecha. | // IAGO LÓPEZ / Redacción

Redacción

El fin de las obras de saneamiento de la ría de O Burgo, previsto para este mes de diciembre, “se retrasa a abril”, de acuerdo con la subdelegación del Gobierno. La subdelegada, María Rivas, confirmó este jueves la nueva fecha durante una visita a las obras en Culleredo, aunque indicó que los mariscadores seguirán percibiendo las indemnizaciones por interrupción de la actividad “hasta el fin de la obra”.

La subdelegada señaló que la ampliación, decretada por el Ministerio para la Transición Ecológica, se debe a la “valoración de los técnicos”, y que permitirá “concluir la obra con mayores garantías”. Fuentes de la subdelegación explican que el motivo principal son las “abundantes lluvias” que empezaron el mes pasado y que “dificultaron y ralentizaron el filtrado de lodos”, pues este se complica por la presencia de agua dulce.

Rivas defendió que con esta ampliación se cumple la “petición” de los mariscadores de la ría, que “solicitaron posponer” la siembra de bivalvos para que esta tenga “más éxito”. Así, desde la subdelegación indican que “se realizará en febrero”. La subdelegada añadió que el Ministerio ha acordado, a petición del sector, reintroducir en la ría cuatro variedades de estos animales, tres de almeja y una de berberecho. El BNG había denunciado, tras reunirse con la Cofradía de Pescadores coruñesa, que solo se estaban sembrando dos y afirmado que por ello el proyecto “incumple los criterios de regeneración biológica”.

Rivas, que visitó la obra con el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, y el jefe de la Demarcación de Costas de Galicia en funciones, Carlos Gil, explicó que la actuación se encuentra “en sus últimas fases” después de casi dos años de trabajo. Ya ha terminado el dragado de los materiales contaminantes presentes en la ría, y ahora se está trabajando en obras de urbanización e infraestructuras.

Fuentes de la subdelegación indican que se atenderá a las demandas de los Ayuntamientos para que los trabajos de remate de la costa acaben “lo mejor posible”, y que las conexiones con los paseos de Culleredo y Oleiros se prevén “para la primera semana de enero”.