El alijo de 7 toneladas de cocaína incautado en Cambre entró a través del puerto de Vigo

Los cuatro detenidos en la operación quedan en libertad tras declarar en la comisaría de Lonzas y sin pasar a disposición judicial, aunque la intervención sigue abierta

El barco 'Contship Zen', en el que la droga llegó a Galicia.

El barco 'Contship Zen', en el que la droga llegó a Galicia. / La Opinión

REDACCIÓN

Las cuatro personas detenidas el pasado martes por agentes del Cuerpo Nacional de Policía tras el hallazgo de un alijo de cocaína de 7,2 toneladas en una empresa de pescado congelado situada en el polígono de Espíritu Santo, en el municipio de Cambre, fueron puestas en libertad sin llegar a pasar a disposición judicial, aunque sí declararon previamente en la comisaría de coruñesa Lonzas.

El puerto de Vigo fue la vía de entrada de la droga en Galicia, ya que la llegada de los contenedores de atún congelado en los que la cocaína viajó camuflada se produjo a través de las rutas de transporte marítimo directas que existen entre Sudamérica y la terminal de mercancías de Guixar. La carga llegó a bordo del barco Contship Zen, un mercante de 158 metros de eslora y 24 de manga, con capacidad para 1.070 contenedores y que navega con bandera de Liberia.

Los estupefacientes fueron interceptados el martes por la tarde camuflados entre lomos de atún en la nave de una empresa comercializadora de pescados que realiza actividades de importación y exportación y en la que se realizaron las cuatro detenciones. La presencia de numerosos agentes en el polígono cambrés durante ese día llamó la atención de los trabajadores de las empresas del lugar, aunque no llegaron a sospechar que se trataba de una intervención contra el tráfico de drogas.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, informó el miércoles que la operación, en la que también participaron agentes de Aduanas de la Agencia Tributaria, continúa abierta y que se efectuaron más registros policiales, por lo que no se descarta que se produzcan nuevas detenciones relacionadas con este caso.

Relevante

La incautación de esta importante cantidad de droga está considerada como una de las más relevantes en Galicia y España. En A Coruña este alijo es casi el doble del mayor que se había localizado hasta el momento en el área coruñesa, un cargamento de 3,8 toneladas de hachís que fue descubierto en 2008 a bordo de un velero interceptado en alta mar y que Aduanas hizo llegar al puerto de A Coruña.

También supera ampliamente al de uno de los intentos de introducción de estupefacientes más sonado en los últimos años, el de las tres toneladas de cocaína que aparecieron en el interior de un submarino de pequeño tamaño y de fabricación casera que fue descubierto en la ría de Aldán, en Cangas do Morrazo, en noviembre de 2019.