03 de septiembre de 2012
03.09.2012
ÚLTIMA HORA
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada)
FÓRMULA 1. GP de Bélgica

Grosjean le complica la vida a Fernando Alonso

La torpeza del piloto francés, ex compañero del asturiano, arruina la estrategia de Ferrari y comprime el Mundial

03.09.2012 | 12:58

El francés Romain Grosjean (Lotus), sancionado ayer, domingo, con un Gran Premio de suspensión, por causar el accidente que dejó fuera de carrera a Fernando Alonso (Ferrari) en Bélgica, frenó la marcha triunfal del doble campeón del mundo español, que aspira a lograr este año su tercera corona de Fórmula 1.

No es la primera vez que Grosjean, nacido en Ginebra (Suiza) hace 26 años, pero que compite como francés, se cruza en la trayectoria del líder del Mundial de F1. Ambos fueron compañeros de equipo en siete Grandes Premios durante la segunda etapa del asturiano en Renault, escudería con la que logró sus dos títulos mundiales (2005 y 2006).

En 2009 fue Grosjean el que sustituyó al brasileño 'Nelsinho' Piquet, después de que el italiano Flavio Briatore, patrón de la escudería francesa -y en cuyo haber hay que anotar su condición de 'descubridor' de Alonso-, decidiese despedir al sudamericano, después del Gran Premio de Hungría.

En Spa-Francorchamps, una de las pistas míticas del calendario, sin embargo, Grosjean llamó la atención por todo lo contrario a una buena actuación.

En una maniobra temeraria, arruinó lo que posiblemente hubiera sido un segundo puesto de Alonso -atendiendo a los datos que maneja Ferrari, la escudería con la que el asturiano aspira a lograr su tercer título este año-, que llevaba preparado su monoplaza para 'volar' en el primer y el tercer sector, como también se desprende de la actuación de su compañero brasileño Felipe Massa, que en Spa concluyó quinto y logró su segundo mejor resultado del año.

En una carrera en la que el inglés Jenson Button, que el sábado había logrado su primera 'pole' con McLaren -la octava de su carrera-, se anotó su decimocuarta victoria en Fórmula Uno.

Y en la que, debido a la desmedida acción de Grosjean, que pudo haber tenido consecuencias trágicas, Alonso no sólo no engrosó su liderato -circunstancia que así hubiese sucedido de haber acabado detrás de Button-, sino que lo vio reducido de los 40 puntos de ventaja sobre el australiano Mark Webber (Red Bull) con los que llegó en las Ardenas; a los 24 sobre el compañero alemán de éste, Sebastian Vettel -segundo ayer-, con los que abandonó Spa.

Aparte, el galo impidió que Fernando igualase la plusmarca de carreras seguidas puntuando (24), que seguirá en poder del alemán Michael Schumacher (Mercedes), el 'hombre récord' de la F1, con siete títulos y 91 victorias y que en Francorchamps celebró su Gran Premio trescientos en la categoría reina. Alonso se quedará en 23.

Tanto Grosjean como su equipo, conscientes del grave error cometido, no recurrieron la sanción que no le permitirá correr en Monza -sede del Gran Premio de Italia- el próximo fin de semana, que vino acompañada de una multa de 50.000 euros.

Grosjean cortó la racha triunfal de Alonso, que había firmado, optimizando recursos, una primera parte de campeonato impecable, con victorias en Malasia, Valencia y Alemania; dos segundos puestos, en Barcelona y Silverstone; y un tercero, en las calles de Mónaco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes