05 de julio de 2013
05.07.2013
La Opinión de A Coruña
adecco oro

A un paso del abismo

El Básquet Coruña, a la espera de un milagro, se ve incapaz de presentar hoy un aval de 180.000 euros para asegurarse su plaza en la segunda división

05.07.2013 | 00:00
Zengotitabengoa salta ante los rivales del Andorra en el Palacio de los Deportes de Riazor. / carlos pardellas

El destino del Básquet Coruña es cada vez más sombrío. A partir de las 13.00 horas de hoy, momento en el que se cierra el plazo de inscripción en la Adecco Oro, el club coruñés hará oficial su proyecto de futuro y de momento se perfila incierto. El presidente del cuadro herculino, Carlos Lamora, aseguró ayer que el aval de 180.000 euros que exige la Federación es exagerado y no confía en encontrar una salida. "Estamos gestionando pero no ha aparecido nada que nos permita asegurar la permanencia del equipo en Adecco Oro", explicó.

La crisis económica ha asolado la división de plata del baloncesto como si de un tsunami se tratase. "Me imagino que no podremos salir en esta categoría, yo administro realidades y aunque soy optimista lo veo muy complicado", añadió Lamora. Sin embargo, la esperanza es lo último que se pierde y el milagro puede surgir en cualquier instante. "Seguimos negociando para encontrar la solución", señaló. Incluso una posible prórroga podría darle al conjunto naranja el tiempo necesario para reunir el dinero, al que habría que sumar los 40.000 euros de derechos federativos.

El Leyma Natura, entre la vida y la muerte, no es el único equipo en esta situación. El Lucentum Alicante, que logró el ascenso a la ACB tras vencer al Andorra en los play off, ya ha rechazado su aventura en la elite y no sabe si podrá continuar en Adecco Oro. El consejo de administración del conjunto alicantino se reúne hoy, a las 10.30 horas, para decidir su futuro aunque su presidente Luis Castillo baraja la posibilidad de jugar en la Liga EBA.

Otros compañeros de tragedia son el Knet y el Huesca, que ven peligrar su continuidad en la categoría de plata a pocas horas del cierre del plazo estipulado por la Federación. Palma, recién ascendido, ya ha confirmado su renuncia mientras que el COB Ourense intenta aprovecharse de la situación para comprar la plaza. El tercer gallego, Breogán, publicó ayer en la red social Twitter que sus negociaciones para seguir en Adecco Oro parecen satisfactorias aunque no se hará oficial hasta hoy. Andorra, Cáceres, Lleida, Barcelona B, Navarra, Palencia y el novato Oviedo también han dejado claro su capacidad de competir en segunda división a pesar de que coinciden que los gastos de inscripción son muy abultados en estos tiempos.

Otro de los equipos que ve su destino en el aire es el Burgos. Ascendió directamente hace aproximadamente mes y medio y todavía no ha recibido el sí para participar en ACB ya que su pabellón no cumple los requisitos de la liga.

La situación en general es crítica. Pero el Básquet Coruña es una de las víctimas más afectadas. El conjunto que dirigió Antonio Herrera la pasada temporada en su primer año en Adecco Oro se ganó la permanencia en la pista pero en los despachos el panorama es completamente distinta. Es un equipo que cree en la base, como siempre aclaró Carlos Lamora, por lo que la idea de hipotecar el club queda descartada. De hecho, el presidente coruñés sabe que de nada sirve que el Básquet Coruña salga en la Liga EBA así que la única opción es reunir el dinero para continuar donde se merecen. La marea naranja, alimentada de ilusiones, sigue creyendo en un milagro que parece cada vez más imposible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes